Prevención de los trastornos de la salud mental en el trabajo: Guía definitiva para los recursos humanos

14 Dec ‘22
7 min
Rendimiento laboral
Redacción OpenUp
Gecontroleerd door Psicólogo/a Pia Linden
preventieve mentale zorg

Si tuviéramos que elegir un lema para un póster, sería este: Prevenir es mejor que curar. Hay pocos sectores en los que este sabio consejo sea tan apropiado como en el de la salud mental.

 

Por eso, la pregunta es: Como responsable de recursos humanos, ¿cómo puedes actuar de manera preventiva y por qué es tan importante que lo hagas?

 

¿Por qué es importante la prevención?

 

En muchos países europeos, el cuidado de la salud mental sigue enfocado principalmente en el tratamiento en lugar de en la prevención. Lo que no tiene mucho sentido, porque centrarse en la prevención siempre resulta más rentable.

 

A continuación, te contamos algunas de las ventajas:

  • Se evita que los problemas de salud mental se agraven y como resultado se acortan los tiempos de baja por enfermedad.
  • Los tratamientos tienen más probabilidades de ser efectivos cuando los problemas se tratan desde el principio, lo que además previene las ausencias laborales.
  • Las empresas evitan pagar grandes sumas en prestaciones por enfermedad.
  • Los empleados que tienen una buena salud mental demuestran más innovación, creatividad y productividad en su trabajo.
  • Los empleados que tienen una buena salud mental tienen menos probabilidades de abandonar su puesto de trabajo, mejorando la retención del talento.
  • Los empleados que tienen una buena salud mental se implican más y son más leales.
  • A las empresas que tienen buenas políticas de salud mental les resulta más fácil atraer nuevo talento.

 

Seguro que ya te has dado cuenta: cuando se trata de salud mental, es importante ofrecer apoyo a los empleados preventivamente. Como empresa, podéis desempeñar un papel clave en este sentido.

 

La prevención consiste en mantener una buena salud mental

 

Todos los años le haces el mantenimiento al coche para evitar sufrir averías. Vas al dentista para cuidar de tus dientes y haces ejercicio para mantenerte en forma. Pero cuando se trata de la salud mental (también en el trabajo) tendemos a no preocuparnos hasta que es demasiado tarde.

 

La prevención consiste en ayudar a los empleados a mantener una buena salud mental, en crear el tipo de entorno que minimiza las posibilidades de que los retos se conviertan en problemas.

 

¿Cómo puedes cuidar preventivamente de la salud mental de tus empleados?

 

Como responsable de recursos humanos, hay tres pilares en los que te puedes basar para prevenir problemas de salud mental en tus empleados:

 

  1. Crear una cultura de empresa sana
  2. Centrarte en la salud física
  3. Utilizar las herramientas de salud mental apropiadas

 

Las psicólogas Eva Rüger and Pia Linden nos van a explicar en qué consisten estos pilares y cómo actuar en cada caso.  

 

Pilar 1: Crear una cultura de empresa sana

 

Puede que parezca obvio, pero una cultura de empresa sana favorece la salud mental en el lugar de trabajo. Algo que puede resultar menos obvio es cómo crear una cultura corporativa saludable que priorice la honestidad y la seguridad.

 

  • Normaliza la salud mental. «Cuanto más se habla de salud mental, más accesible se vuelve el tema y más fácil es para los empleados hablar de sus dificultades», dice Eva. «Así que asegúrate de hablar lo suficiente de salud mental en tus boletines informativos, durante las reuniones, en las presentaciones y en la Intranet».
  • Invierte en diversidad, igualdad e inclusión. No todo el mundo tiene el mismo concepto de lo que es una cultura de empresa adecuada. Por eso, es bueno hablar de ello: ¿Qué significa para cada persona una cultura corporativa sana? ¿Qué papel desempeñan en ella la experiencia y el entorno? Podéis debatirlo mediante encuestas, entrevistas individuales o grupos de discusión.
  • Céntrate en las relaciones empáticas. Es importante tener una cultura corporativa basada en unas relaciones laborales sanas, unas interacciones valiosas y muchas oportunidades de contacto. A los empleados les resultará más fácil hablar cuando se sientan mal. Además, pon el foco en las actividades sociales fuera del trabajo, como las salidas conjuntas o las cenas.   
  • Normaliza e introduce un día para la salud mental. En un mundo perfecto, sería normal que cualquier persona pudiera tomarse un día libre de vez en cuando para cuidar de su salud mental. Al igual que a veces no puedes trabajar por motivos físicos, hay momentos en que hace falta descansar la mente.
  • Prioriza un equilibrio sano entre la vida laboral y personal. El exceso de trabajo no debería ser la norma. Asegúrate de que todas las personas descansen por las noches y los fines de semana, de que se cojan las suficientes vacaciones y de que tengan la oportunidad de tener más días libres anuales. Además, pregúntales regularmente a tus empleados cuántas horas extra están haciendo y si sienten que la empresa espera que las hagan. Pia explica: «A menudo veo que hay mucha disparidad entre lo que los jefes y los profesionales de recursos humanos dicen de sus expectativas sobre las horas extra y la experiencia real de los trabajadores. A menudo, el primer grupo sostiene que las horas extra no son habituales, pero la realidad es otra.
  • Dales mucha autonomía a los empleados. El grado de autonomía es uno de los aspectos que mayor vinculación tienen con el desarrollo de problemas relacionados con la salud mental. Los trabajadores que soportan mucha presión y que tienen poca autonomía son los que más probabilidades tienen de sufrir agotamiento. Por eso, debes dejar que los empleados tomen sus propias decisiones sobre el horario laboral, sus tareas y cómo organizarlas.
  • Mantén una política de puertas abiertas. Asegúrate de que los empleados sepan que pueden acudir a ti, siempre que tengan un problema, sin importar lo pequeño que sea. A veces es más fácil para los trabajadores hablar con un compañero/a o con una persona imparcial. Establecer una red de mentores entre los compañeros/as o contratar a un terapeuta puede ser de ayuda en este sentido.  
  • Introduce los viernes sin reuniones para que las personas pueden centrarse en sus tareas. De esta forma, llegarán en mejor forma al fin de semana.

 

 

Pilar 2: Centrarte en la salud física

 

Los paquetes de prestaciones de las empresas cada vez se centran más en la salud física de los empleados. Esto es positivo, porque una buena salud física contribuye a una buena salud mental y viceversa.

 

 

Por eso, es bueno saber lo que puedes ofrecer para ayudar a la buena salud física de los empleados:

 

  • Comida fresca y sana y fruta en el trabajo, o una dotación periódica para comprarla.
  • Una suscripción a un gimnasio o acceso al gimnasio del trabajo.
  • Un bonus para aquellos que opten por una «bici de empresa» en vez de un coche de empresa. También puedes darles a los empleados una bicicleta normal o eléctrica gratis.
  • Suficientes pausas.  Anima a los empleados a que salgan y a que se mantengan activos durante ellas. Una vida sedentaria no es sana, ¡los paseos diarios son importantes!
  • Espacios ergonómicos con mucha luz, plantas y aire fresco. Valora también escritorios de pie o incluso elevables para colocar cintas de correr.
  • Reuniones-paseo. Para algunas reuniones, no es necesario sentarse alrededor de una mesa. Tomar algo de aire fresco mientras se dialoga puede ser muy constructivo.
  • Entrenamientos, clases de pilates o clases de yoga semanales en el trabajo.
  • Revisiones médicas, por ejemplo, a través de OpenUp Medical.
  • Recordatorios amables. Por ejemplo, puedes colgar un cartel en el ascensor explicando las calorías que quemas si subes por las escaleras o poner cuencos de fruta donde puedan verse.
  • Participación en competiciones deportivas como empresa, por ejemplo, una maratón o media maratón local.
  • Masajistas que acudan periódicamente a la oficina.

 

 

Pilar 3: Utilizar las herramientas de salud mental apropiadas

 

Por último, hay una serie de herramientas y recursos que puedes usar para proporcionar cuidados mentales preventivos a tus empleados. Además, existen distintas prestaciones que puedes poner a su disposición para evitar que desarrollen problemas de salud mental.

 

Pia explica: «Los trabajadores de las empresas afiliadas a OpenUp suelen atajar sus problemas mucho antes. A menudo, vemos que empiezan a ocuparse de ellos a través de los módulos de autoayuda. Si vale con eso, ¡perfecto! Si no, suelen reservar una sesión individual esa misma semana con uno de nuestros psicólogos/as certificados». Otras facilidades que puedes ofrecerles son:

 

  • Suscripción a una aplicación de meditación, como Calm.
  • Más días libres al año para hacer voluntariado o dedicarse a una afición (pero no obligues a los empleados a informar de ello).  Esas actividades aumentan la satisfacción y son una buena oportunidad para recargar las pilas.
  • La opción de tomarse un período más largo de vacaciones de vez en cuando. Aunque esta opción exista en la mayoría de las empresas, muchos trabajadores siguen sintiendo que hay demasiados obstáculos para hacerlo. Ayúdalos en este sentido, bien animándolos a que se tomen períodos más largos de vacaciones, bien ayudándolos con la parte práctica (por ejemplo, si siempre han soñado con viajar a un país lejano).
  • Horas de trabajo flexibles y la opción de hacer trabajo remoto.
  • Reembolso del seguro sanitario para que los empleados no se resistan a ir al médico de cabecera cuando tengan síntomas de problemas de salud mental.
  • Servicio de guardería en el lugar de trabajo, para que los trabajadores con hijos/as puedan estar cerca de ellos. De esta forma, se reduce su estrés y se les ahorra mucho tiempo.
  • Suscripción recreativa para elegir. Puede ser una suscripción a una revista o un bono regular para ir al spa.
  • Mindfulness en la oficina o mediante sesiones de video guiadas, como las que ofrece OpenUp.

 

 

¿Cómo puede OpenUp ayudar a evitar los problemas de salud mental?

 

Muchas de las personas que trabajan en recursos humanos se han formado en psicología. Esto es muy positivo, porque quiere decir que en multitud de empresas la salud mental se valora mucho. Pero también es bueno que recuerdes que actúas como profesional de los recursos humanos, no como psicólogo/a.

 

Debes aceptar que tu responsabilidad con respecto de la salud mental de tus empleados tiene un límite, y que muchos de tus trabajadores preferirán hablar de este tema con alguien de fuera de la empresa.

 

Nuestro foco es la prevención

 

OpenUp apoya a los recursos humanos de las empresas: el 95 % de nuestro trabajo está enfocado en la prevención; solo el 5 % se centra en el tratamiento. Ofrecemos apoyo justo a tiempo, antes de que los retos diarios se vuelvan más complicados. Sabemos cómo prevenirlos, y eso es importante tanto para los empleados como para las empresas.

 

 

Pia: «Como las personas saben cómo encontrarnos rápida y fácilmente, a menudo llaman a nuestra puerta cuando los síntomas son muy incipientes. ¡Eso es lo que queremos! Es la razón por la que, en el 90 % de los casos, los empleados sienten que han resuelto el problema por completo después de tres sesiones».

 

¿Tus empleados necesitan apoyo adicional? Si ese es el caso, podemos derivarlos a un especialista y seguiremos apoyándolos hasta que alcancen esa fase.

 

👉 Descubre cómo puedes colaborar con OpenUp en la prevención de los problemas de salud mental.