Las personas productivas y la fatiga laboral: cómo mantener su salud mental

3 Jan ‘23
4 min
Rendimiento laboral
Redacción OpenUp
Gecontroleerd door Psicólogo/a Eva Rüger
openup burnout

Imagínate que ganas un concurso de comer tarta y que el premio es más tarta. A veces, ser una persona productiva te crea esa sensación: trabajas mucho y la recompensa es más trabajo. Las personas que deben su éxito al esfuerzo pagan el precio de ser más vulnerables a los problemas de salud mental (incluida la fatiga laboral).

 

¿Qué puedes hacer como profesional o responsable de recursos humanos para reconocer y prevenir los retos de salud mental en las personas productivas? Este problema se da en casi todas las organizaciones, pero sobre todo en aquellas que tienen un alto número de personas productivas. Hablamos de consultorías, despachos de abogados y empresas del sector financiero.

 

¿Por qué es más frecuente la fatiga laboral entre las personas productivas?

 

Una de cada cinco personas productivas tienen problemas de salud mental. ¿Son ellas las responsables? Estas personas sacan más trabajo adelante, aspiran a ascender y hacen horas extra.

Así que la respuesta es sí, y no, porque es cierto que esos hábitos laborales explican en parte por qué tienen más probabilidades de tener dificultades mentales. En OpenUp solemos identificar las siguientes características comunes (generalizando un poco):

 

  • Acabar un triatlón, pintar una obra de arte, escalar el Mont Blanc: las personas productivas en el trabajo también suelen serlo en sus vidas privadas. Descansar es secundario para ellas.
  • Tienen más probabilidades de sentir que necesitan demostrar su valía. Quieren superar sus propios estándares y los de los demás. Siempre intentan hacer las cosas un poco mejor.
  • Como saben que los clientes pagan miles de euros al día por sus servicios, no sienten que puedan tomarse un día libre, y menos una semana entera.

 

Por otra parte, las grandes empresas, a veces de manera inconsciente, ponen presión sobre la salud mental de las personas que rinden mucho de las siguientes maneras:

 

  • Les asignan proyectos más difíciles.
  • Esperan que apoyen a otros empleados que no rinden tanto.
  • Les suelen pedir más ayuda con cosas que no forman parte de su puesto.
  • Las empresas más importantes suelen tener un sistema en el que o asciendes o te despiden, o hay varios empleados que compiten por el mismo ascenso.
  • Las horas extra, incluso en cantidad exagerada, se ven como una parte normal del puesto o incluso se aplauden.
  • La cultura de empresa hace que hablar de los sentimientos abiertamente se vea como algo negativo.

 

¿Cómo puedes identificar los retos de salud mental a los que se enfrentan las personas productivas?

 

La forma más fácil de conocer los retos de salud mental a los que se enfrentan tus empleados es que hablen directamente contigo. Para eso, hace falta fomentar una cultura corporativa en que se dé prioridad a expresar los sentimientos. Volveremos sobre eso más adelante.

Entre los signos de que se sufren dificultades mentales o incluso fatiga laboral están:

 

  • Distraerse y participar menos en las reuniones y eventos
  • No acudir a las actividades sociales
  • Tener menos productividad
  • Ausentarse frecuentemente por enfermedad
  • Estar irritable y de mal humor
  • Tomarse mal las valoraciones sobre el rendimiento personal
  • Tener olvidos y descuidos
  • Sufrir cansancio, dormir mal y tener dolor (por ejemplo de cabeza, cuello o espalda)

 

No todos los profesionales y responsables de recursos humanos han recibido la formación necesaria para reconocer los signos de una mala salud mental. Por eso, los psicólogos de OpenUp están encantados de ayudar a tu organización a identificarlos.

En realidad, merece la pena enseñar a todos los empleados a reconocer los signos de que una persona sufre dificultades mentales. Tú no puedes estar en todas partes, así que es útil que los miembros del equipo estén pendientes los unos a los otros.

 

¿Cómo puedes ayudar a las personas productivas a evitar las dificultades mentales y la fatiga laboral?

 

El problema es que, una vez que aparecen las señales descritas, ya es demasiado tarde. Es mejor prevenir que curar. Así es como puedes hacerlo:

 

 1. Deja que las personas productivas elijan sus propios proyectos de vez en cuando

 

De esta forma te asegurarás de que no reciban siempre los proyectos más difíciles y de que puedan escoger proyectos menos complicados si su salud mental así lo requiere.

 

2. Expresa con honestidad los sentimientos a nivel de organización

 

Por ejemplo, puedes publicar boletines, pódcast o vídeos semanal o mensualmente en que tus compañeros plasmen sus experiencias con la salud mental. Asegúrate de que algunas de estas experiencias provienen de personas en puestos de responsabilidad para que sirvan de ejemplo a los demás.

 

 3. Incorpora reuniones sobre honestidad y transparencia a la agenda semanal

 

En la consultoría de gestión BCG, los empleados rellenan una encuesta semanal sobre sus sentimientos y sus niveles de energía. Después, las comparten con el equipo. Asegúrate de que estas reuniones se centren en su objetivo y de que no se traten temas relacionados con el trabajo.

De vez en cuando, permite que asista a ellas un profesional, por ejemplo, alguien que tenga conocimientos de psicología organizativa. ¿Tienes alguien en plantilla? ¡Genial! Si no, OpenUp cuenta con profesionales dispuestos a ayudarte.

 

4. Ofrece a tus empleados buenos paquetes de prestaciones para su salud mental

 

Sé flexible a la hora de dar vacaciones y permisos extensos sin retribución de manera periódica. Ofrece también un paquete sustancial de prestaciones, por ejemplo, acceso ilimitado a sesiones de grupo guiadas e individuales con psicólogos de OpenUp.

 

5. No hagas preguntas si alguien necesita tomarse un día libre

 

Si alguien dice que no se encuentra bien, permíteles que no trabajen el resto del día sin que tengan que entrar en detalles. Ponte de acuerdo para hablar de lo que ha pasado y saber qué les ocurre al día siguiente.

También debes ser flexible a la hora de conceder días libres o de intercambiar los proyectos si la salud mental de un empleado lo requiere.

 

6. Haz que el trabajo excesivo sea una excepción

 

A veces escuchamos historias de equipos que se han quedado trabajando toda la noche, y a los que se considera poco más o menos que héroes. Nosotros opinamos que este tipo de situaciones no deben darse.

Es obvio que a veces hay algún proyecto que necesita un empujón si se quiere cumplir con la fecha de entrega. Pero cuando se espera de continuo que los empleados trabajen por las noches y los fines de semana, se favorece la fatiga laboral.

 

7. Evalúa qué elementos estresantes hay en tu organización

 

Un sistema en el que o asciendes o te echan garantiza el éxito de las empresas de alto rendimiento, pues al final solo quedan los mejores. Pero también crea una enorme cantidad de estrés en los trabajadores, además de provocar que hagan horas extra. Investiga lo que les resulta estresante a los empleados a través de encuestas o entrevistas. Después, valora hasta qué punto este tipo de elementos resultan favorables o nocivos para la organización.

 

 8. Concede un día o varios al año para asuntos personales

 

Con frecuencia es necesario planear las vacaciones con antelación. Pero un empleado debe poder pedir sobre la marcha un día de asuntos personales, de salud mental o como prefiráis denominarlo en vuestra organización si necesita tomarse un respiro sin necesidad de explicar el porqué.

Las personas productivas son inestimables para cualquier organización: hagamos que siga siendo así garantizando su buena salud mental. OpenUp es la herramienta perfecta para ello.

¿Quieres saber qué hace concretamente OpenUp para ayudar a la salud mental de tus empleados? 👉🏼 Haz clic aquí o reserva una sesión de prueba.