La Inteligencia Artificial (IA) en el lugar de trabajo

7 Jul ‘23
4 min
Rendimiento laboral
Redacción OpenUp
Gecontroleerd door Psicólogo/a Britt Slief
AI in the workplace

La Inteligencia Artificial (IA) está aquí para quedarse. Desde que a finales de 2022 se lanzó ChatGPT, todo el mundo habla de ello. Y parece que ya estás atrasado si tu organización aún no la utiliza. 

 

Está claro que la tecnología de IA va a tener un gran impacto en el futuro profesional de muchos de nosotros. Pero también hay muchas incertezas al respecto, lo cuál causa inseguridad y preocupación. 

 

Por ejemplo, el 39% de los empleados están preocupados por el desarrollo de la inteligencia artificial, según la última encuesta de BCG. Quizás se pregunten: ¿se puede utilizar la IA de forma segura y responsable? ¿Van a desaparecer puestos de trabajo? ¿Y qué pasa con la parcialidad, la responsabilidad y la regulación?

 

En este artículo, exploramos el impacto de la IA en tu organización y te explicamos cómo gestionar adecuadamente las oportunidades y los riesgos para proteger el bienestar de tus empleados.

 

El auge de la IA en el lugar de trabajo

 

¿Qué es la IA? En pocas palabras, la inteligencia artificial consiste en que una máquina realice tareas complejas que normalmente realiza un ser humano. Por ejemplo: tareas administrativas, análisis de datos, razonamiento y aprendizaje. Pero cada vez más, gracias a la IA generativa, también es un trabajo creativo, como escribir un correo electrónico con ChatGPT. 

 

Y la parte “inteligente” está en el hecho de que la IA es autodidacta. Cuantos más datos le proporciones, más inteligente se vuelve.

 

El uso de este tipo de tecnología ha crecido rápidamente en los últimos años. Según un estudio del Boston Consulting Group, en 2018 el 22% de las empresas de todo el mundo utilizaban IA. A principios de 2023, esa cifra se había duplicado hasta alcanzar el 50% de las empresas encuestadas.

 

Los beneficios de la IA para tu organización

 

El crecimiento del uso profesional de la inteligencia artificial no es sorprendente, porque a primera vista, la IA aporta muchos beneficios a las empresas. 

 

El mayor valor reside en el hecho de que puede automatizar todo tipo de procesos. Y eso, a su vez, conduce a una mayor eficacia y a grandes ganancias económicas. Por ejemplo, la inteligencia artificial podría aportar hasta 14,4 billones de euros a la economía mundial de aquí a 2030, según la consultora PwC.

 

Si profundizamos en los beneficios económicos, destacaríamos 3 resultados positivos de la IA:

 

  1. Innovación. Especialmente cuando se combina con algoritmos, la IA permite todo tipo de nuevas formas de trabajar (y de vivir).
  2. Mayor productividad al automatizar las tareas manuales y rutinarias con más rapidez, sin errores y 24 horas al día, 7 días a la semana.
  3. Análisis rápido de los datos, que puede ayudar a tomar decisiones dentro de una organización.

 

La inteligencia artificial ya ha hecho posibles muchos modelos de negocio nuevos e innovadores que han pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana. Como el asistente virtual de tu smartphone, o un Chatbot que digitaliza parte de la atención al cliente.

 

Esto se debe a que la tecnología de la inteligencia artifical es capaz de procesar una enorme cantidad de información simultáneamente, mucha más de la que un ser humano podría analizar por sí solo en toda su vida. Y con ello, ayuda a las empresas de IT u otros departamentos que trabajan con grandes cantidades de datos, por ejemplo, a crear modelos y predecir tendencias basándose en ellos.

 

Por su lado, las empresas del sector retail o de bienes de consumo también están haciendo un gran uso de la IA para mejorar la experiencia del cliente con recomendaciones personalizadas de productos. Piensa en los algoritmos inteligentes que hay detrás de los anuncios que ves en Google, Linkedin o Instagram.

 

Y la inteligencia artificial también se utiliza cada vez más en RRHH. Por ejemplo, haciendo que las tareas manuales sean más eficientes, desde las nóminas y la selección de CV para la contratación, hasta la revisión de solicitudes de empleo en vídeo.

 

Los riesgos que debes conocer

 

Así que el retorno de la inversión en IA está claro. Al agilizar los procesos, puede ahorrar a las empresas mucho tiempo y dinero.

 

Pero hay, por supuesto, la otra cara de la moneda. 

 

Por ejemplo, uno de los riesgos de la IA es que no es inclusiva. En 2018, la IA fue notícia porque se descubrió que era sesgada al evaluar los CV de las solicitudes de empleo en Amazon. Esto perjudicó a las mujeres solicitantes. E incluso en 2020, la tecnología de reconocimiento facial de Microsoft e IBM seguía teniendo un sesgo: reconocía mejor los rostros de los hombres blancos.

 

A continuación exponemos los 4 mayores riesgos a tener en cuenta sobre la inteligencia artificial: 

 

Prejuicios e inclusión

 

La IA sólo da resultados basados en los datos que le proporcionamos. No puede ver más allá de los datos que recibe. 

 

Por tanto, uno de los peligros de la tecnología de IA es que puede tener sesgos -prejuicios- e incluso dar resultados discriminatorios. 

 

Si le das a la IA datos sesgados o no diversos, como más datos sobre un sexo o color de piel, el resultado también será sesgado. Por eso es bueno intentar evitar los prejuicios utilizando datos diversos, y comprobar periódicamente los resultados de la IA o las reglas que hay detrás de un algoritmo.

 

 

Privacidad y seguridad de los datos

 

La IA y los algoritmos operan con enormes cantidades de datos. Y la cuestión es si cada tecnología de IA maneja esos datos con el mismo cuidado. Por ejemplo, para utilizar ChatGPT, tienes que crear una cuenta y el chatbot almacena todas tus búsquedas.

 

Así que asegúrate de no utilizar los datos personales de clientes o empleados en IA; pide siempre permiso. Y comprueba también la política de privacidad de la tecnología: por ejemplo, si los datos se compartirán con otras partes.

 

 

Transparencia y responsabilidad

 

Muchos modelos basados en IA hacen predicciones o dan respuestas sin explicar en qué lógica se basan. Cuando le haces una pregunta a ChatGPT, por ejemplo, se limita a dar respuestas sin dejar claro qué fuentes, pruebas y proceso de pensamiento se han seguido. 

 

Así que, si utilizas la IA para tomar decisiones -por ejemplo, sobre la idoneidad de un candidato en la contratación o para diagnosticar en la sanidad- probablemente quieras saber de dónde viene la decisión. 

 

 

Pérdida de contacto humano

 

Un riesgo de la automatización en general es que cada vez tengamos menos interacción humana. A pesar de que, en estos tiempos de desarrollo tecnológico, parece que tenemos una mayor necesidad de contacto social. 

 

La psicóloga Britt lo explica: “Las interacciones sociales tienen un gran impacto en nuestra calidad de vida. Como humanos, necesitamos una red de apoyo para sentirnos bien, pero también relaciones que tengan suficiente profundidad. Las buenas relaciones son el mayor predictor de la felicidad, eso lo demuestra un estudio tras otro”.

 

Así que si quieres utilizar la IA con frecuencia en tu organización, es importante que también pienses detenidamente en las formas en que quieres mantener el contacto humano. 

 

Impacto de la IA en tus empleados: preocupaciones e incertidumbre

 

La IA conlleva beneficios y riesgos, tanto para la sociedad como para las empresas. Pero, ¿cuál es el impacto en tus empleados?

 

Hay una gran diferencia de actitudes hacia la inteligencia artificial entre los ejecutivos y directores, por un lado, y los empleados de a pie, por otro. Un estudio del Boston Consulting Group muestra que el 39% de los empleados están preocupados por el auge de la IA, frente a sólo el 22% de los directivos. Y los empleados, por término medio, también son mucho menos optimistas sobre la IA que los directivos: sólo el 42% frente al 62%.

 

¿Menos puestos de trabajo? 

 

La mayor preocupación de los empleados en este momento es que la IA provoque la pérdida de puestos de trabajo. Puestos de trabajo que actualmente son desempeñados por humanos, pero que podrían ser sustituidos por la tecnología.

 

Esta preocupación por la seguridad laboral no es sorprendente. Los últimos estudios predicen que el 14% de los empleos actuales en los países de la OCDE podrían ser totalmente automatizados.

 

Pero, por otra parte, la mayoría de los investigadores coinciden en que la IA acabará creando más puestos de trabajo de los que costará. Por ejemplo, el Foro Económico Mundial predijo que la inteligencia artificial creará 97 millones de nuevos puestos de trabajo a largo plazo: más de 10 millones más de los que desaparecerán.

 

Por eso es importante conocer las preocupaciones de tus trabajadores sobre la IA. Normalmente es la incertidumbre sobre esas preocupaciones lo que causa más inquietud, así que intenta reducirla todo lo que puedas. 

 

¿O puestos de trabajo diferentes? 

 

Desaparezcan o no los puestos de trabajo no quita que la IA vaya a cambiar permanentemente gran parte del escenario laboral. Según la OCDE, el 44% de los empleos cambiarán parcial o drásticamente en los próximos años como consecuencia de los avances tecnológicos.

 

Los puestos de trabajo que serán ocupados por máquinas serán principalmente empleos con formación práctica, como la administración y el trabajo en fábricas.

 

Y para los empleos que queden y los nuevos que se creen, la IA puede complementar el trabajo, en lugar de sustituirlo por completo. Quedará más tiempo para tareas a las que un humano puede añadir mucho valor: tareas creativas, resolución de problemas e interacción con las personas.

 

En otras palabras, el trabajo del futuro exige más de las “soft skills” de tu gente: 

 

  • inteligencia emocional
  • cualidades de liderazgo
  • pensamiento creativo y estratégico
  • capacidad de resolución de problemas

 

 Y éstas son el tipo de habilidades en las que te focalizas cuando trabajas en tu desarrollo personal. 

 

Así que sí, el mercado laboral va a cambiar mucho durante los próximos años, y para los trabajos que pueden automatizarse en gran medida, este tipo de tecnología plantea un riesgo inmediato. Es probable que en las próximas décadas haya que reciclar a quienes realizan tareas administrativas o de fabricación. 

 

Y también hay pruebas de que la sustitución de tareas por tecnología en muchas ocupaciones bien puede conducir a un menor estrés entre los trabajadores, pero también a una menor satisfacción y realización en el trabajo.

 

¿Cómo podemos garantizar que el trabajo del futuro siga siendo útil, estimulante y satisfactorio?

Son preguntas que ya puedes plantearte como empresario:

 

  • ¿Cómo cambiará o complementará la IA los puestos de trabajo de nuestra organización?
  • ¿Dejaremos que los empleados realicen tareas más humanas o colaborarán más con las máquinas? (Si es así, ¿cómo evitas que tus empleados se vuelvan más “robóticos” ellos mismos?)
  • ¿Cómo garantizamos que el trabajo siga siendo satisfactorio?
  • Si muchas tareas pueden automatizarse, ¿qué las sustituirá? ¿Una semana laboral más corta, formación en habilidades interpersonales, mindfulness, voluntariado?

Cómo cuidar del bienestar de los empleados preocupados por la IA

 

Nadie sabe exactamente cómo serán los trabajos del futuro. Pero como parte del equipo directivo o de RRHH, puedes apoyar a tus empleados en su incertidumbre y preocupaciones sobre la IA.

 

Porque, mirandolo en perspectiva, el auge de la IA es sólo uno de los muchos desarrollos del entorno laboral en constante transformación, y lo que funciona con cualquier cambio es ayudar a las personas a cultivar resiliencia laboral y crear una cultura de trabajo abierta y saludable

 

Por eso, te explicamos 3 estrategias para fomentar un entorno laboral resiliente y transparente, para que puedas tranquilizar a tus empleados sobre el desarrollo de la IA y prepararlos para lo que venga:

 

Sé transparente

 

El paso más importante para dar confianza a tus empleados: comunica abiertamente el uso de la tecnología de IA en tu organización. Y también pregunta activamente sobre sus actitudes o preocupaciones acerca de ello. 

 

Desarrollo: educar a todos en Inteligencia Artificial

 

Lo que más influye en la ansiedad de los empleados ante la IA es el miedo a lo desconocido. 

 

Hemos mencionado antes que, por término medio, los empleados están más ansiosos y son menos optimistas sobre el auge de la IA que los directivos. La diferencia entre el nivel de conocimientos sobre el tema también influye. Por ejemplo, el 60% de los empleados de planta nunca han utilizado inteligencia artificial, mientras que el 80% de los altos directivos la utilizan con regularidad.

 

“Mucha gente aún no sabe exactamente qué significa la IA y para qué se puede utilizar. Así que invierte en actualizar los conocimientos de tus empleados”, explica la psicóloga Britt.

 

Asegúrate de que aprenden a utilizar la IA y aprenden nuevas habilidades para hacer bien su trabajo en el futuro. Por ejemplo, imparte formación interna sobre cómo utilizar ChatGPT con seguridad, ofrece cursos externos o crea un grupo de trabajo sobre IA.

 

Garantiza políticas responsables

 

Si ya utilizas procesos basados en IA en tu organización, asegúrate de que tienes políticas para hacer un uso responsable

 

Las políticas responsables incluyen información sobre: 

 

  • quién es responsable de las decisiones basadas en la IA
  • controles sobre los riesgos de la IA  
  • estrategias para contrarrestar los prejuicios 

 

Incorpora la IA con resiliencia 

 

El auge de la Inteligencia Artificial es quizás el desarrollo tecnológico con mayor impacto de este siglo. 

 

Ofrece enormes oportunidades para tu organización. Pero como también conlleva muchos riesgos e incertidumbres, puede causar ansiedad entre tus empleados. 

 

Si quieres afrontarla adecuadamente, lo mejor es darle cabida y aprender a utilizarla en tu beneficio, en lugar de resistirte a ella. Así que asegúrate de cultivar una cultura corporativa de confianza y resiliencia que prepare a tus empleados para el cambio. 

 

¿Quieres aumentar la resiliencia de tus empleados? Con nuestros psicólogos, ya ayudamos a más de 1100 organizaciones a ser más resilientes. Descubre nuestras soluciones para el bienestar mental de tus empleados

Solicita una demo

¿Quieres saber cómo OpenUp puede ayudar a tu organización?

Descubre cómo OpenUp puede ayudar a tu empresa a abordar los retos del bienestar emocional.