Los más jóvenes de la oficina: cómo es la generación Z en el ámbito laboral

5 Jun ‘23
5 min
Rendimiento laboral
Lisanne van Marrewijk
Gecontroleerd door Psicólogo/a Paul Hessels
generatie-z-werk

A la generación Z le gusta eliminar las etiquetas. Cuestionan las reglas y el comportamiento normativo. ¿Los estereotipos? Prefieren no atenerse a ellos. Por eso, escribir un artículo sobre la generación Z sería una pérdida de tiempo. Aun así, necesitamos hablar de ellos para explicar algo importante: que las necesidades de la generación Z y la forma en la que ven la vida quizás nos ayuden a conseguir una cultura empresarial más sana.

 

No obstante, es obvio que este cambio sólo puede ocurrir si las empresas están dispuestas a escuchar. El psicólogo Paul Hessels explica que las necesidades y los deseos de la generación Z ofrecen a las organizaciones la oportunidad de mejorar su cultura empresarial.

 

Las generaciones nos ayudan a entender el mundo

 

Las generaciones las han inventado los humanos. Nos ayudan a entender el espíritu de cada época y, según la directora de investigación de tendencias sociales del Pew Research Center, Kim Parker, «pueden ser una herramienta útil para entender las tendencias demográficas y los cambios en las actitudes del público».

 

Pertenecer a una generación supone que hay ciertas influencias de una determinada época que nos han ido transformando. Por eso, las distintas generaciones muestran comportamientos, creencias, características, preferencias y retos diferentes. Y, según el Pew Research Center esto se debe a varios factores, como los datos demográficos, los acontecimientos ocurridos en ese tiempo y la cultura dominante.

 

¿Qué distingue a la generación Z? 

 

Según las investigaciones de McKinsey, existe un denominador común clave dentro de este grupo: es una generación que busca la verdad. Una generación que valora un trato justo, tanto para sí mismos como para los que les rodean y para el mundo en el que vivimos. 

 

Rompen con los supuestos estereotipos

 

¿Cómo lo sabemos? El psicólogo Paul Hessels explica: «Entre otras razones, porque la generación Z se resiste a las etiquetas y a los estereotipos. Cuestionan las normas y los comportamientos normativos».

 

Pero la generación Z también tiene contradicciones. «Al mismo tiempo, buscan lo mismo que todo el mundo, que se les oriente de forma clara y establecer vínculos con otras personas». Lo que buscan es más paradójico de lo que estamos acostumbrados: quieren individualidad, pero también pasar el tiempo con personas similares a ellos. Va más allá de aquello a lo que estamos habituados los milenials».

 

Son idealistas 

 

Además, a esta generación le importa crear un futuro mejor. «Es una generación de activistas que están sacando la cara por las personas y por el medio ambiente», explica Paul.

 

«La generación Z prefiere trabajar para empresas en las que puedan involucrarse en proyectos sociales y medioambientales». Quieren ganar dinero, pero también crear un impacto y ser parte del cambio. 

 

Tienen un breve intervalo de atención 

 

«La otra cara de la moneda», explica Paul, «es que suelen tener un breve intervalo de atención y menos perseverancia, por lo que a veces les cuesta convertir sus ideales en acciones concretas».

 

Este breve intervalo de atención se asocia a haber crecido con internet y con los teléfonos móviles. «Para esta generación, todo es rápido y está al alcance de su mano. Esto afecta a su capacidad de mantener la atención y el interés por cualquier cosa durante un periodo largo de tiempo. Sin embargo, no debemos olvidarnos de que el cerebro no se desarrolla por completo hasta los 25 años. Así que esto también puede ser simplemente producto de la juventud».

 

La presión social y los retos mentales

 

Los teléfonos móviles son una fuente constante de distracción y de presión social para esta generación. «Esta presión, junto con las tensiones de la incertidumbre económica, la guerra y la crisis climática, crea una serie de retos específicos relacionados con la salud mental».

 

La cantidad de problemas y retos de salud mental entre los jóvenes está aumentando. «Por eso, también es más normal que la generación Z hable de estas cosas. Les cuesta menos que a las generaciones anteriores expresar sus sentimientos de manera sincera», explica Paul.

 

«Al mismo tiempo, me parece que hay una crisis de propósito vital entre muchos jóvenes. Romper las normas establecidas es liberador, pero la falta de estructura y las dudas sobre el futuro hacen que les sea difícil seguir un camino fijo sin cuestionar el porqué».

 

Transparencia y apertura

 

La generación Z también valora la transparencia y la honestidad en las empresas en términos de su modo de operar y de su misión, tanto cuando adquieren un producto como dentro de la organización en la que trabajan. 

 

Desarrollo personal

 

Por último, el crecimiento y el desarrollo personal son aspectos importantes en las vidas de la generación Z. Esta generación pasa mucho tiempo examinando y desarrollando su talento, y también valoran eso en una empresa: quieren trabajar para una organización que los aprecie y los apoye en su desarrollo.

 

Este factor se ha vuelto cada vez más importante desde la aparición hace dos generaciones de la sociedad del rendimiento, pero lo que es diferente en las nuevas generaciones es que estas quieren crecer rápido, a veces demasiado rápido. Paul añade: «Aunque la generación Z procesa la información y aprende a hacer las cosas rápido, es importante comunicar claramente las oportunidades y las posibilidades de avanzar a estos jóvenes empleados».

 

Y no olvides aprovecharte de esta capacidad de procesar información rápidamente. La generación Z aprende rápida y fácilmente. Dales espacio para desarrollarse.

 

Qué supone eso para las empresas

 

«Nos gusta ser capaces de darle significado a las cosas o de explicarlas», explica Paul Hessels. «Por eso, atribuimos ciertos comportamientos o necesidades a ciertas generaciones. Tú haces X porque eres Y».

 

Pero estas generalizaciones solo son una pequeña parte del puzle (y las diferencias entre miembros de la misma generación son tan extensas como las que existen entre generaciones).

 

Paul explica: «Lo más importante es que, como organización, hagáis lo mejor para vuestros empleados. En realidad, son las mismas cosas para las distintas generaciones y, sea una coincidencia o no, suelen concordar también en términos generales con los deseos y las necesidades que la generación Z expresa abiertamente».

 

  • Transparencia: como humanos, prosperamos gracias a una comunicación honesta, sobre todo en tiempos de incertidumbre. Eliminamos esa incertidumbre al comunicarnos de manera sincera y abierta sobre los planes, las decisiones y las operaciones, a lo largo y ancho de la organización y a nivel de equipo, ya sean buenas o malas noticias. Esta comunicación abierta crea una sensación de control y reduce la tensión. 

 

  • Feedback: el feedback es una herramienta indispensable para el crecimiento y, naturalmente, a todos nos importa crecer. Todo el mundo necesita recibir comentarios constructivos, tanto entre una tarea y otra como durante las reuniones de evaluación frecuentes. Es importante darlos y recibirlos. Aprende más sobre cómo dar y recibir feedback.

 

  • Claridad sobre su evolución: para seguir creciendo, las personas necesitan saber qué se espera de ellos y cómo pueden prosperar en sus puestos. Al explicarlo con claridad y transparencia, los empleados entenderán cuál es su situación. Valorad estos aspectos juntos durante las reuniones de evaluación. Presentar un plan claro de crecimiento personal y salarial por adelantado ayuda a gestionar las expectativas y a evitar las decepciones.

 

  • Vínculos entre compañeros de trabajo: nuestras relaciones nos aportan felicidad, incluyendo las que desarrollamos en el trabajo. Pero, tras la pandemia, el trabajo híbrido y remoto se ha vuelto la norma, por lo que es muy probable que los lazos que teníamos con los compañeros hayan cambiado. Poder elegir dónde trabajar aporta sentido de autonomía a los empleados (y eso es importante), pero asegúrate también de reforzar los vínculos y de fomentar el espíritu de equipo haciendo reuniones regularmente en persona.

 

  • Honestidad y foco en el bienestar: la falta de personal hace que aumente la cantidad de trabajo, la incertidumbre económica genera estrés y hay varios otros temas que afectan a nuestro bienestar, tanto externa como internamente. Al hablar abiertamente de la salud mental en el trabajo, normalizas el tema y allanas el camino para que los empleados se abran a compartir sus sentimientos y retos. Y ese es el primer paso para mejorar la salud mental. Crea una cultura que promueva todos los aspectos del bienestar. Da buen ejemplo y enfatiza que la información se manejará de manera discreta. La vulnerabilidad y la comunicación honesta son conceptos clave. 

 

Una cultura sana es importante para todas las generaciones

 

«La transparencia, una cultura honesta, la claridad acerca del progreso y las oportunidades de crecimiento son importantes para todas las personas, independientemente de la generación», resume Paul. 

 

Aprovecha las necesidades de la generación Z para animarte a cambiar y a mejorar allí donde sea necesario de forma que todas las generaciones puedan ver los frutos.

Deja a los empleados espacio para que se desarrollen, liberen estrés y construyan su resiliencia mental. Con OpenUp, te aseguras de que tengan toda la orientación que merecen a su alcance.

Solicita una demo

¿Quieres saber cómo OpenUp puede ayudar a tu organización?

Descubre cómo OpenUp puede ayudar a tu empresa a abordar los retos del bienestar emocional.