8 estrategias eficaces para retener al personal en el 2023 

16 Jan ‘23
3 min
Relaciones personales sanas
Rendimiento laboral
Redacción OpenUp
Gecontroleerd door Psicólogo/a Paul Hessels

«Bueno, ¡seguro que encuentras otro trabajo enseguida!». Es probable que hayas escuchado a alguien decirle esta frase a un amigo que acaba de dejar su trabajo. Y es verdad que ahora mismo el mercado laboral se muestra favorable a los candidatos. Pero la rotación de personal es alta: la media en España es de en torno a un 17 % por año, aunque la cifra varía mucho entre distintos sectores. Esta tasa se ha vuelto tremendamente cara para las organizaciones. Por eso, hemos elaborado una lista de las mejores estrategias que puede adoptar tu empresa para retener al talento humano en 2023. 

 

Las renuncias voluntarias constituyen uno de los mayores costes operativos ocultos en la mayoría de las empresas: cuando los empleados se marchan, se llevan su talento. Buscar personas que los sustituyan, incorporarlas y formarlas cuesta tiempo y dinero. Gallup calcula que el coste de sustituir a un empleado es el equivalente a entre la mitad y el doble de su salario anual.  

 

Por eso, merece la pena invertir en retención, sobre todo si se tiene en cuenta que el 52 % de los empleados que han abandonado su trabajo afirma que su jefe o su empresa podrían haber evitado su renuncia. Sigue leyendo para descubrir las mejores estrategias de retención para 2023.  

 Analiza por qué se marchan los empleados

  Un estudio a gran escala de 2021 descubrió que las razones más importantes de las renuncias voluntarias son las siguientes:

  • Falta de oportunidades profesionales: ausencia de crecimiento, ascensos, formación y sensación de logro (22 %)
  • Razones directamente relacionadas con el trabajo: estrés, acceso a recursos, el mercado en el que opera la organización, el rango de tareas, la sensación de realización (11 %)
  • Salud y familia: cuidar de un niño o de una persona mayor, salud mental y física (11 %)
  • Equilibrio personal-laboral: tiempo de desplazamiento y horario laboral (11 %)
  • Remuneración y recompensas: salario, prestaciones y bonificaciones (10 %)
  • Traslado (9 %)
  • Dirección: conducta profesional, sensación de apoyo, conocimiento y competencias, comunicación (8 %)
  • Cultura: cultura de empresa, instalaciones y entorno físico, misión y valores, seguridad, diversidad y compañeros de trabajo (7 %)
  • Jubilación (6 %)
  • Otros (5 %)

Fuente: 2022 Retention Report by Work Institute

2. Contrata a las personas correctas

 

La mejor estrategia de retención es contratar solo a aquellas personas que tengan pocas probabilidades de irse. Como no tienes una bola de cristal, la verdad es que es imposible saber con exactitud cuánto tiempo van a quedarse. Aun así, puedes intentar contratar a personas que encajen bien con el puesto que se ofrece. Los siguientes factores influyen en que el aspirante se adecúe a tu organización:

  • Las habilidades de la persona que aspira al puesto deben corresponder con este, o esa persona debe ser capaz de desarrollar las habilidades necesarias para desempeñarlo. Debes evitar a las personas sobrecualificadas. 
  • El aspirante no se cambia de trabajo a menudo.
  • El puesto es el siguiente paso lógico en la carrera del aspirante. 
  • La cultura de empresa encaja con el aspirante y viceversa, o el aspirante ejercerá una influencia positiva sobre la cultura corporativa (¡recuerda que la diversidad es buena y que no deberías descartar a alguien por su origen o identidad!).
  • La visión del aspirante encaja con la de la empresa, o esa persona puede tener una influencia positiva en la visión corporativa (recuerda que el propósito cada vez es más importante para los empleados).
  • El aspirante está de acuerdo con los valores de la empresa.
  • Al aspirante le satisfice el salario y las prestaciones que se ofrecen.

 

3. Establece un buen programa introductorio

 

 

Un buen comienzo es la mitad del trabajo hecho. La mayoría de las personas renuncian en el segundo año, lo que sugiere que no empezaron con buen pie. Tener una experiencia positiva en el momento de incorporarse a la empresa es extremadamente importante.

Si los empleados reciben la formación correcta, se sentirán más cómodos en su puesto y preparados para realizar sus tareas. Cuanto mejor sea tu programa de formación, menor será la tasa de renuncias voluntarias y mejor rendirán tus empleados. ¡Es lo mejor para todo el mundo! 

 

 

4. Planea rutas de desarrollo

 

 

La palabra mágica para retener al personal a largo plazo es «perspectiva». ¿Hubieras seguido estudiando si no hubieras sabido para que te iba a servir? Probablemente no. Con tu carrera pasa lo mismo: cuando tienes metas constantes por las que trabajar, tu motivación perdura durante más tiempo. Como hemos dicho, el 22 % de los empleados abandonan su empresa porque sienten que no progresan.

Una ruta de desarrollo se compone de tareas laborales cada vez más complejas, nuevos puestos con más responsabilidad, un salario más alto, formación y educación. Algunas organizaciones, por ejemplo, las Big Four, se aseguran de que esta ruta sea concreta y medible.

 

 

5. Ofrece consejo y apoyo externos

 

 

El estrés y los problemas de salud física y mental desempeñan un importante papel en las renuncias del personal, al igual que la ausencia de apoyo. OpenUp ofrece a los empleados ayuda profesional para evitar el estrés y los problemas de salud mental.

Los empleados pueden contactar con nuestros psicólogos certificados directamente cuando quieran, sin necesidad de hacerlo a través de recursos humanos o de la empresa. Pueden comunicarse por medio de un chat en vivo o de una videollamada, además de a través de sesiones grupales guiadas y sesiones de mindfulness. Nuestro objetivo es ayudar tus empleados a evitar los retos de la salud mental.

 

 

6. Sé flexible en cuanto al horario laboral y al lugar de trabajo

 

 

Un equilibrio saludable entre la vida personal y laboral es muy importante para la retención laboral. Durante el confinamiento provocado por el COVID-19, muchas personas consiguieron mejorar este equilibrio, pues pasaban más tiempo en casa y menos desplazándose hasta la oficina. Al dar a los empleados la oportunidad de trabajar desde casa, los ayudas a mantener este equilibrio. Además, sé flexible con los horarios hasta donde las tareas lo permitan. Siempre y cuando se haga el trabajo no importa dónde se haga, ¿no crees?

 

 

7. Forma bien a las personas en puestos de dirección 

 

 

El 8 % de las personas que dejan su trabajo lo hace por problemas con sus jefes relacionados con su profesionalidad, sus conocimientos y experiencia, sus formas de comunicación y el apoyo que reciben de ellos. Un buen jefe desempeña un papel crucial en la retención de los empleados. 

Las personas suelen ascender a puestos de dirección porque son buenas en su trabajo, pero liderar a un equipo es un trabajo en sí mismo. 

 

 

8. Crea una cultura corporativa positiva

 

 

Sigue estos pasos para desarrollar una cultura corporativa positiva: 

  1. Asegúrate de tener una visión y unos objetivos claros. De esa forma, los empleados entenderán qué dirección quiere tomar la empresa y cómo contribuyen ellos a que esto suceda. Los empleados dan cada vez más importancia a un propósito que encaje con sus valores cotidianos, como crear un mundo más sostenible y justo. 
  2. Céntrate en la inclusión y en el respeto. Asegúrate de que todas las personas se sientan valoradas, con independencia de su origen o identidad.
  3. Promueve la transparencia y la comunicación honesta. 
  4. Da a los empleados el espacio y la confianza para que pongan en práctica sus propias ideas e iniciativas. De esa forma, crearás una sensación de pertenencia y de responsabilidad.
  1.   Apoya a los profesionales y a los responsables de recursos humanos. Escucha a los empleados y tómate en serio sus necesidades y sus preocupaciones. 

  

Todos los días, nuestros psicólogos hablan con empleados que están pensando en dejar sus empresas. ¿Quieres saber cómo pueden ayudarte sus experiencias? Reserva una sesión con nosotros.