De repente soy el jefe: 6 consejos para apoyar a los nuevos managers

30 Jan ‘23
3 min
Rendimiento laboral
Redacción OpenUp
Gecontroleerd door Psicólogo/a Eva Rüger
suddenly a manager

Ascender a jefe o a líder de equipo es un gran reto para cualquiera, pues requiere habilidades que no se adquieren de la noche a la mañana: hace falta tiempo y práctica. Este proceso de aprendizaje suele provocar sentimientos de duda e inseguridad. ¿Qué puedes hacer como profesional de los recursos humanos para apoyar a las personas que accedan a puestos de dirección por primera vez?

 

Si un empleado hace bien sus tareas es frecuente que le ofrezcan un puesto de dirección. Pero destacar en las ocupaciones propias de tu puesto no significa que tengas por qué saber gestionar a las personas, pues se trata de dos cosas completamente distintas. Por tanto, las personas que acceden a puestos de dirección por primera vez necesitan recibir el apoyo adecuado. En este artículo, te ofrecemos algunos consejos para ayudarlas a adaptarse a su nueva situación.

 

¿Por qué cambios de mentalidad pasan las personas que se incorporan a puestos de dirección?

 

Acceder a un puesto de dirección es una experiencia instructiva y enriquecedora. Al adquirir más responsabilidades, se aprende mucho sobre uno mismo y sobre los demás, pero es obvio que también surgen una serie de retos.

 

Sobre todo al principio, cuando se producen los mayores cambios, es posible experimentar bastante estrés. Por ejemplo, porque la relación con los demás cambia (de repente, se es «superior» a otros compañeros), las responsabilidades aumentan, se está en contacto con más interlocutores, se manejan más políticas de empresa y se debe aprender a delegar las tareas.  

 

Todo ello supone cambiar de mentalidad en muchos aspectos. Solemos observar que aquellas personas que acceden a puestos de dirección por primera vez se enfrentan a los siguientes retos mentales:

 

  • Inseguridad sobre sus cualidades para el puesto. A veces, puede incluso desembocar en el «síndrome del impostor», la sensación de que no se tiene la suficiente preparación para asumir las nuevas responsabilidades.
  • Sensación de soledad, pues la relación con los compañeros de trabajo ha cambiado de repente. A las personas que acceden a puestos de dirección por primera vez puede costarles encontrar su lugar y entablar nuevas relaciones con sus compañeros.
  • Los grandes cambios requieren mucha energía y capacidad mental. Por eso, a muchas personas les resultan estresantes.
  • Además, dejar las tareas que se hacían en el puesto anterior también puede ser motivo de agobio. La tendencia a microgestionar en estos casos tensa las relaciones con los compañeros de trabajo.
  • Los jefes tienen que combinar muchas tareas constantemente, lo que suele producirles estrés y fatiga.

 

¿Cómo puedes apoyar a los nuevos managers?

 

Está claro que las personas que acaban de acceder a puestos de dirección necesitan un apoyo correcto por tu parte. Nuestros psicólogos han resumido lo que puedes hacer como profesional de los recursos humanos para guiar a estos futuros líderes.

 

1. Pregúntales de manera regular qué tal van las cosas

 

Facilita una comunicación fluida sobre los retos a los que se enfrentan los nuevos jefes. En estas conversaciones, hazles saber que esas dificultades no suponen un fracaso, sino que denotan crecimiento. Pregúntales también de manera explícita cómo puedes ayudarlos a desempeñar su nuevo papel lo mejor posible.

 

Avísales con antelación de cuándo ocurrirán estas reuniones. De esta forma, los nuevos managers tendrán tiempo de evaluar sus dificultades y de hablar de lo que necesiten. Asegúrate de que este contacto sea regular al principio, por ejemplo, una vez a la semana. Puedes reducir esa frecuencia cuando empiecen a acostumbrarse a su nuevo puesto.

 

2. Ofréceles una formación adecuada

 

Apunta a los nuevos jefes a sesiones de formación externas en las que puedan descubrir y mejorar sus capacidades de liderazgo. Mediante una formación adecuada, obtendrán las herramientas que necesitan para desarrollar un estilo de liderazgo propio. Además, no te olvides de ofrecer sesiones adicionales sobre temas como la gestión del estrés y del tiempo, y sobre cómo comunicarse de manera efectiva.

 

3. Anímalos a que trabajen su resiliencia

 

Para superar los retos diarios hace falta resiliencia mental. OpenUp enseña distintas formas de resiliencia mental tanto a los jefes como a los empleados.

 

 

 

Considéralo una caja de herramientas de la que puedes sacar lo que te haga falta. Esta caja incluye cosas como el mindfulness, las clases magistrales y las sesiones de grupo relacionadas con temas como el estrés, la confianza personal y el desarrollo de las relaciones personales.

 

4. Aliéntalos a que reserven tiempo y espacio personal para sí mismos

 

Los managers son responsables en parte de la felicidad y de la salud mental de los empleados. Pero es obvio que eso no debe hacerles perder de vista su propia felicidad y su salud mental; su deseo de demostrar su valía puede interferir en ellas.

 

Recuérdales que tienen que ponerse límites, tomarse suficientes días libres, no trabajar (o no hacerlo en exceso) por las noches y durante los fines de semana, y reservar suficiente tiempo para sus aficiones y para sus actividades sociales.

 

5. Anímalos a que entablen nuevas relaciones

 

Como cualquier otro empleado, los managers necesitan una persona a la que acudir para hablar de sus dificultades y para pedir ayuda para poder mejorar. Para facilitarles esta tarea, establece un esquema interno de apoyo o un programa de mentores.

 

6. Aclárales que cometer errores es parte del proceso

 

Cometer errores es humano, y es normal que las personas que se incorporen a puestos de dirección lo hagan. Anímalos a que se equivoquen y a que aprendan de sus errores.

 

Déjales claro que no pasa nada porque no hagan todo perfecto de inmediato: es normal que no sepan cosas y que se agobien. Por eso, es importante que busquen apoyo en estas situaciones, ya sea de recursos humanos, de un mentor o un compañero, o de OpenUp.

 

¿Quieres saber más sobre cómo apoyar a los nuevos jefes? 👉🏼

Reserva una sesión sin compromiso.  En ella te explicaremos cómo podemos ayudar a tu organización.