Cómo apoyar a los empleados preocupados por la guerra en Ucrania

3 Nov ‘22
4 min
Estrés y ansiedad
Redacción OpenUp
Gecontroleerd door Psicólogo/a Ida Dommerholt
Ukraine

Todo el mundo sabe que hay guerra en Ucrania. Pero, mientras que algunas personas pueden desconectar fácilmente de la situación, a otras les provoca estrés, tensión y ansiedad. Los empleados suelen traerse esos sentimientos al trabajo. En este artículo, te explicamos cómo apoyar a tus empleados con este tema.

 

Ahora que la guerra en Ucrania está entrando en una nueva fase, observamos que las personas se preocupan más por ella y que no saben cómo gestionar estos sentimientos. ¿Qué implica eso para ti como profesional de recursos humanos?

 

El impacto de la guerra en tus empleados

 

En las sesiones que tienen los psicólogos con los empleados, se pone de manifiesto cada vez más que la amenaza nuclear causa impotencia y ansiedad en las personas. 

 

Hay muchas cosas que puedes hacer como responsable de recursos humanos. Vamos a explicarte las distintas posibilidades:

 

 

1. Normaliza todas las reacciones

 

Aunque a algunas personas la guerra les queda lejana, otras la sienten en sus propias carnes. El primer paso es dar espacio a las distintas reacciones y reconocer que todas aquellas que no sean ofensivas son válidas. Porque, como muy bien expresó el psiquiatra Victor Frankl: «Una reacción anormal a una situación anormal es un comportamiento normal ».

  

También puedes informar a todas las personas a través de los distintos canales (correo electrónico, intranet, salvapantallas, etc.) de que la empresa entiende que la guerra genera sentimientos difíciles, y que no pasa nada porque la concentración, la creatividad o la eficiencia sean menores de lo normal. Se trata de consecuencias naturales de ese estrés subyacente y no es nada raro.

 

 2. Protege a los empleados vulnerables

 

La psicóloga Ida Dommerholt dice: «En las sesiones, los empleados rusos a veces nos cuentan que se sienten bajo presión o excluidos. Por eso, debes poner esta norma en la empresa: La exclusión, el rechazo y el acoso nunca son aceptables». Comunica activamente este mensaje.

 

Ida continúa: «Al hacerlo, es importante enfatizar que los compañeros de trabajo rusos no son la personificación del conflicto. No son más responsables de lo que ocurre en Ucrania que cualquier otro compañero. Y tienen tanto derecho como los demás a no querer hablar de ello ».

 

 3. Da consejos sobre el consumo de noticias

 

Las noticias sobre la guerra son agobiantes. Ayuda a tus compañeros de trabajo con los siguientes consejos:

 

  • Minimiza el número de veces que consultas las noticias al día. Fija un momento y cíñete a él (por ejemplo, leer una aplicación de noticias durante diez minutos cada noche). Incluso puedes poner un temporizador.
  • Antepón las noticias escritas (periódicos, aplicaciones o páginas web) a la televisión. De esta forma, puedes elegir que reportajes leer y cuáles no, y si quieres o no ver vídeos.
  • Elige un canal de noticias con el que te sientas a gusto y sigue solo sus noticias.
  • Obviamente, también existe la opción de no seguir las noticias en absoluto. ¿Que aún quieres tener información? Habla un poco con tu pareja o con un compañero de trabajo por la mañana o por la noche. De esta manera, aún sabrás lo que ocurre, pero no te absorberán tanto los detalles y accederás a la información de una forma menos directa.

 

La guerra de Ucrania puede provocar estrés financiero. Aquí te contamos como apoyar a los empleados que tienen preocupaciones económicas.

 

 4. Comprueba cómo están tus compañeros de trabajo

 

La comunicación es clave. Recomendamos que compruebes todos los días, o al menos cada semana, cómo están tus empleados, pero si ocurre algo en particular, como fue el caso del COVID-19 o ahora la guerra en Ucrania, es importante que prestes aún más atención.

 

Aconseja a los jefes y a los líderes de equipo que comprueben regularmente que los miembros de su equipo y sus compañeros de trabajo estén bien. Pregúntales cómo se sienten con la situación en Ucrania en momentos formales e informales.

 

Anímalos a que les hagan saber que siempre pueden hablar con alguien, ya sea el jefe mismo o recursos humanos, o con un psicólogo o terapeuta.

 

 5. No te centres demasiado en la situación en sí

 

Cuando tengas una conversación sobre los sentimientos difíciles que provoca la guerra, es mejor no hablar de la situación en sí, aun cuando estés intentando tranquilizar a la persona.

 

Sobre la situación de Ucrania en sí, tú no puedes hacer nada. Así que, en vez de ello, céntrate en los sentimientos de la persona. Es aquí donde puedes tener un impacto. Haz preguntas honestas y escucha con actitud abierta y empática. ¿Por qué se siente así la persona? ¿Qué efecto tiene en su vida diaria? ¿Qué puedes hacer para ayudarlos?

 

 6. Pon en contacto a unas personas con otras

 

Saber que no estamos solos y que los demás se enfrentan a pensamientos similares es un alivio. Pon en contacto a las personas que quieran hablar de estos temas (con su permiso, por supuesto).

 

Reserva tiempo para que, cada semana, puedan juntarse durante una hora, hablar de sus sentimientos e intercambiar consejos. Deja claro que todo el mundo es bienvenido: rusos, ucranianos y personas de otras nacionalidades.

 

¿Dudas de quién quiere estar en contacto? Supervisa las sesiones y asegúrate de que todos los empleados saben que cualquiera puede unirse a ellas. Manda un correo electrónico a toda la empresa en el que expliques dónde y cuándo has reservado tiempo y espacio para que las personas puedan reunirse a hablar.

 

Es de ayuda que un terapeuta esté presente durante estas conversaciones. Esta persona puede guiar la conversación como sea necesario para que las personas no se vayan de la sesión sintiéndose peor de lo que estaban.

 

7. Ofrece apoyo a largo plazo

 

No siempre es fácil estar al tanto de cómo se sienten todos los compañeros de trabajo. Necesitas un poco de ayuda. OpenUp te ofrece la solución al dar a los empleados la oportunidad de hablar de sus sentimientos con un psicólogo en el momento que ellos elijan.

 

Nuestros psicólogos llevan a cabo muchas sesiones con personas que experimentan estrés y tensión por causa de la guerra, ya sean ucranianos, rusos que se sienten implicados en la situación o personas que no lo están directamente. Las sesiones con nuestros psicólogos están disponibles en dieciocho idiomas, incluidos el ucraniano y el ruso.

 

En resumen, la situación en sí está fuera de tu control. Pero, por suerte, puedes hacer todo lo posible para ayudar a tus empleados a enfrentarse a la situación y a los sentimientos que genera. 👉🏼 Descubre lo que OpenUp puede hacer por tu empresa.