Como vivir alineado con tus valores cuando los demás esperan otra cosa de ti

14 Jun ‘23
9 min
Propósito vital
Lisanne Buisman
Gecontroleerd door Psicólogo/a Paul Hessels
persoonlijke-waarden

Los valores son como el ancla de nuestra autenticidad. Nos muestran qué es lo que realmente importa en nuestra vida, nos ayudan a trazar nuestro rumbo y a tomar decisiones en el día a día. Y lo mejor de todo, pueden ser la clave para encontrar la felicidad y la plenitud que todos buscamos.

 

Pero aunque nuestros valores son totalmente personales, también somos seres sociales. La familia, los amigos, los compañeros e incluso los conocidos ejercen una gran influencia sobre nosotros.

 

¿Qué ocurre cuando nuestros valores personales contradicen los de las personas que nos rodean? ¿Cómo mantener el equilibrio de forma que te mantengas fiel a ti mismo pero también conectado con las personas que quieres?

 

En este artículo, exploramos 6 pasos prácticos para gestionar las expectativas de los demás.

 

La importancia de vivir alineado con tus valores

 

Tus valores te ofrecen una perspectiva única de lo que es importante en la vida. Piensa en ellos como en tu brújula interior: te ayudan a fijar tu rumbo y a tomar decisiones que te convienen. En resumen, los valores te ayudan a vivir una vida en la que puedes ser tu versión más auténtica.

 

Vivir de acuerdo con tus valores tiene dos beneficios principales: (1) te da una sensación de realización, sentido y felicidad en la vida, y (2) te ayuda a sentirte menos derrotado cuando surgen retos, adversidades o situaciones difíciles.

 

Por su lado, las investigaciones demuestran que no vivir de acuerdo con tus valores puede provocar conflictos internos y contribuir al estrés, la tensión, el agotamiento e incluso te ponen en un mayor riesgo de padecer depresión.

 

Psychology Today, una revista muy popular sobre psicología, también recalca los siguientes beneficios de vivir según tus valores:

✅ Tomas mejores decisiones y también experimentas menos estrés al elegir: un estudio que hizo que los participantes escribieran sus valores antes de tener que hacer una elección bajo estrés demostró que su capacidad para resolver problemas y su creatividad aumentaban.

 

✅ Con cada elección que coincide con tus valores, aumentas la confianza en ti mismo.

 

✅ Eres menos reactivo y respondes con más resiliencia a los retos, los giros inesperados, la decepción y el fracaso.

 

✅ Experimentas más fuerza de voluntad y motivación intrínseca a la hora de alcanzar objetivos porque se alinean con lo que valoras.

 

✅ Eres menos sensible a las influencias externas y a las opiniones de los demás, porque tienes bien enfocada la dirección que quieres seguir.

 

¿Quieres descubrir tus valores? 🧭 🗺️ Lee más aquí: Cómo vivir según tus valores (y, de paso, conocerte mejor)

 

 

Cumplir las expectativas de los demás

 

Tus valores están formados por una combinación de tu personalidad, tu educación y la cultura en la que creces.

 

Ahí radica el conflicto que podemos experimentar: también somos sensibles a las personas que nos rodean. Aunque nuestras elecciones en la vida están guiadas por nuestros valores por un lado, también estamos influenciados por las expectativas de quienes nos rodean. Y esas expectativas no siempre tienen por qué coincidir con nuestros valores.

 

No es sorprendente que queramos cumplir no sólo nuestros propios valores, sino también las normas sociales. El psicólogo Paul Hessels nos explica: “Los humanos somos seres sociales. Pertenecer es una de nuestras necesidades básicas: al tener la protección de un grupo, aumentamos nuestras posibilidades de supervivencia”.

 

Adaptar tus elecciones a las normas y expectativas de quienes te rodean se conoce como conformidad.

 

Paul lo explica: “Ni siquiera tiene por qué tratarse de la influencia manifiesta de otros -alguien que te diga ‘deberías hacer esto o aquello’-, sino que también puede manifestarse como una influencia inconsciente, más sutil, sobre tus creencias y tus elecciones.” Por ejemplo: ves que muchos compañeros y amigos trabajan a jornada completa o quieren comprarse una casa, y tú, sin darte cuenta, adoptas eso como objetivo en tu vida, mientras que tus propios valores pueden estar más relacionados con la flexibilidad, la aventura, o la independencia.

 

 

Los valores no son objetivos

 

¿Tienes a veces la sensación de que sólo te preocupa conseguir objetivos en la vida? Hay que ser consciente de que las expectativas del mundo exterior a menudo consisten en objetivos más que en valores: encontrar un trabajo bien pagado, tener una casa bonita, tener buen aspecto y estar en una relación feliz.

 

Los objetivos se refieren a cosas que quieres conseguir en el futuro, el “resultado”. Y dependen no sólo de ti mismo, sino también de tus circunstancias, oportunidades y otras personas.

 

Los valores, por el contrario, residen en ti mismo y en el aquí y ahora: son el “input” de tu comportamiento y tus elecciones.

 

“Muchas personas entienden por su educación y su entorno que una vida feliz consiste en alcanzar una serie de objetivos fijos. Pero lo cierto es que no consigues una sensación de plenitud en la vida a largo plazo si lo único que consigues es objetivos. Esa sensación se consigue actuando según tus valores una y otra vez”, dice Paul.

 

“Eso no significa que debas dejar de fijarte objetivos. Los objetivos son motivadores y pueden ser muy satisfactorios si los consigues. Pero una vez que elijas objetivos acordes con tus valores, descubrirás que, además del destino, también disfrutarás más del camino hacia él.”

 

Puedes cambiar de rumbo

 

Siempre es bueno preguntarte si las elecciones que haces te convienen.

 

Porque adaptarte a tu entorno puede crear conflictos internos en cuanto permites que tus elecciones en la vida estén determinadas por las expectativas de los demás. Paul: “Entonces puedes sentirte como si estuvieras viviendo la vida de otra persona, como si te estuvieran viviendo en lugar de vivir activamente. Te falta plenitud y sensación de control”.

 

¿Notas que no acabas de sentirte pleno, o que estás más preocupado por llegar a los destinos que por disfrutar del viaje? ¿O tienes la sensación de que la gente que te rodea no te comprende?

 

Entonces, ¡es hora de revisar a fondo tus valores! 👇

 

A continuación, exploramos cómo restablecer el equilibrio entre tus valores y las expectativas de quienes te rodean.

 

6 pasos prácticos para vivir más alineado con tus valores

 

 

1. Explora tus valores

 

El primer paso es obvio: para vivir más de acuerdo con tus valores, primero tienes que saber cuáles son esos valores. Si aún no los has enumerado, este artículo te puede ayudar.

 

  • Cuando definas tus valores, ten en cuenta que pueden variar según la etapa de la vida y el ámbito de ésta (laboral, personal, social);
  • Así que sigue explorando tus valores y, cuando choques con otros, considera también si puede deberse a que os encontráis en distintas etapas de la vida.

 

 

2. Reflexiona y ponlo por escrito

 

Para dar a tus valores personales más espacio en tu vida y comunicárselos a la gente que te rodea, ayuda darles forma y ponerlos por escrito:

 

🧭 ¿A qué valores aún no dedicas tanto tiempo como te gustaría (quizá porque estás más preocupado por los objetivos o las expectativas de los demás)?

 

🧭 Elige un área de la vida que consideres más importante en este momento. Establece un objetivo concreto sobre cómo quieres que tus valores se expresen más en ella.

Por ejemplo, personal: tomar clases de música, probar un nuevo deporte, ahorrar para un viaje; laboral: hacer un curso, montar tu propio negocio; social: hacer voluntariado, conocer gente nueva o pasar más tiempo con tu familia.

 

🧭 Piensa en cómo sería tu vida diaria si dejaras más espacio para esos valores.

¿Cuántas horas al día o a la semana te gustaría dedicarles? ¿Qué herramientas o inversiones necesitas? ¿Qué cambiaría en tu horario, a qué otras cosas tendrías que renunciar?

 

3. Aprovecha las pequeñas oportunidades cotidianas

 

Vivir más de acuerdo con tus valores es un proceso gradual. No tienes que cambiar tu vida de la noche a la mañana, porque lleva tiempo definir tus valores personales. Y precisamente un giro repentino puede hacer que choques con quienes te rodean.

Sin embargo, puedes practicar con cada pequeña elección que hagas. El psicólogo Paul nos explica: “Nos enfrentamos a muchas elecciones y retos cada día, son buenos momentos para poner en práctica tus valores. Empieza a practicar preguntándote “¿Qué quiero ahora?”, “¿Qué creo que es importante? – incluso en situaciones cotidianas como elegir si ir contigo a cenar o dedicarte tiempo a ti mismo”.

 

También interesante ⛔️ ¿Te cuesta decir “no”? Aquí tienes un blog sobre cómo priorizarte y dejar de intentar complacer a todo el mundo

 

 

4. Prepárate para los obstáculos

 

Guiarse menos por las expectativas de los demás es ensayo y error. Cuando tus valores no coinciden con los de quienes te rodean, a menudo es más fácil hacer o decir lo que es la norma.

 

Y eso está bien. Sólo con darte cuenta de que requiere práctica vivir más de acuerdo con tus valores, reduces el umbral para tomar decisiones que se ajusten a lo que defiendes con más frecuencia.

 

Considera de antemano los obstáculos que puedes encontrarte:

  • Sé consciente de tus puntos débiles, por ejemplo, tener dificultades para decir “no”, establecer límites, no querer decepcionar a la gente, pensamientos limitantes (“no puedo hacerlo”), vergüenza (“¿qué pensarán los demás?”), tendencia a procrastinar y posponer (“lo haré la próxima vez”).

 

  • Intenta imaginar situaciones en las que te resulte difícil defender tus valores. Por ejemplo: los valores importantes para ti son la “atención” y la “conexión”. Si unos compañeros cotillean sobre otros -lo que no es muy solidario ni integrador-, ¿te mantienes al margen o incluso dices algo al respecto?

 

  • En una situación difícil, recuérdate a ti mismo tu objetivo de seguir más tus valores, como más retos o conexión en tu vida.

 

  • ¿Recibes críticas, objeciones o reacciones de incomprensión de los demás cuando expones tus valores? Piensa de antemano en una buena respuesta a reacciones.

5. Comunícate respetuosamente cuando choques con las expectativas de los demás

 

Probablemente, no a todo el mundo va a gustarle cuando empieces a tomar decisiones diferentes. Tal vez a tu pareja le resulte difícil que vayas a trabajar más además de iniciar un proyecto como autónomo. O tus padres no están de acuerdo con tu decisión de viajar tanto, o irte a vivir fuera del país.

 

No puedes cambiar las expectativas de los que te rodean, pero sí controlas tu reacción ante ellas.

 

¿Cómo comunicas tus valores de forma eficaz pero respetuosa?

  • Sé discreto: di por qué quieres algo con palabras como “me gustaría, siento que…”.
  • Sé breve en tu respuesta e intenta no explicar demasiado: esto puede dar la impresión de que te estás defendiendo. Di, por ejemplo: “Gracias por tu consejo, pero eso no va conmigo / creo que x es importante”. Sin embargo, puedes mencionar lo que quieres conseguir con el cambio, compartir tu motivación.
  • Practica la escucha activa: escucha atentamente sin juzgar. A continuación, reconoce que comprendes la perspectiva de la otra persona y responde con una pregunta abierta como “¿Qué piensas sobre eso?” o “¿Por qué piensas eso?” .
  • Haz hincapié en lo que todavía es posible, en lo que seguirás haciendo o en lo que no cambiará: de este modo vuelves a centrarte en lo que te une a la otra persona.
  • ¿Crees que es importante profundizar en la conversación? Entonces pregunta primero si alguien tiene tiempo para hablar y ten la conversación en otro momento.

 

 

6. Busca apoyo en personas que te acepten

 

El paso más importante si realmente quieres hacer un cambio a largo plazo es el apoyo de otras personas. Encuentra una red de seguridad de personas que te apoyen incondicionalmente, aunque tengáis valores diferentes, siempre que os aceptéis mutuamente.

 

Paul nos aconseja: “Si los valores con los que quieres vivir no coinciden con los de tu entorno inmediato, puede ayudarte buscar nuevas amistades, en las que sientas la comprensión y la motivación para hacer lo que consideras valioso.”

 

Al fin y al cabo, ¡no tienes por qué hacerlo sólo! Los psicólogos de OpenUp también pueden acompañarte en esto. 

 

 

Sigue practicando y celebra tus progresos

 

Por último, recuerda empezar poco a poco y mirar regularmente hacia atrás para ver lo lejos que has llegado. Siéntete orgulloso de cada paso que des hacia una vida que se ajuste a lo que valoras.

 

Y recuérdate a ti mismo por qué quieres hacer cambios: para, en última instancia, vivir la vida con una mayor sensación de dirección y plenitud.

 

🗺️
¿Buscas orientación profesional para vivir de acuerdo con tus valores? Sigue una de nuestras sesiones de grupo sobre valores o establecimiento de límites, o reserva una sesión individual con un psicólogo.

 

¿Cómo te podemos ayudar en OpenUp?

Spaces

Sesiones grupales interactivas y masterclases para compartir tus experiencias y aprender consejos prácticos.

Reserva Space
Sesiones 1:1

Acceso fácil a sesiones online y chats con psicólogos certificados, cuando y donde quieras.

Reserva una sesión
Recursos de autoayuda

Cursos online y materiales de auto-cuidado para fortalecer tu salud mental a tu propio ritmo.

Ve más