Ruptura de pareja: cómo procesar el dolor y superar la soledad

23 Feb ‘23
5 min
Relaciones personales sanas
Annemarie Andre
Gecontroleerd door Psicólogo/a Eva Rüger
On the left there's a person spending time alone at home and being sad, on the right a person is stepping into a bar having fun with other people surrounding him.

Tanto si terminasteis bien o mal, tras una ruptura es normal sentirse triste. ¿Qué puedes hacer para superar una ruptura y volverte a sentirte mejor?

 

En este artículo veremos qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando atravesamos una separación amorosa y cómo adaptarnos a una nueva vida tras una ruptura. La psicóloga de OpenUp, Eva Rüger, también nos da algunos consejos para recuperarnos y crear una buena red de apoyo.

 

¿Qué ocurre en nuestro cuerpo cuando nos rompen el corazón?

 

 

Cualquiera que haya tenido el corazón roto sabe que no es una experiencia agradable y que puede llegar a ser agotador. Puede que se te cierre el estómago, que te cueste conciliar el sueño, que no tengas ganas de hacer nada o que llores más de lo que te gustaría. Pero, ¿por qué exactamente tenemos una respuesta física tan mala? 

 

 Utilizando resonancias magnéticas fMRI, los científicos han descubierto que el desamor activa las mismas zonas del cerebro que el dolor físico. 

 

Es más, puede llegar a alterar nuestro equilibrio hormonal. Tras una ruptura, nuestros niveles de dopamina descienden rápidamente y aparece el estrés. Para afrontarlo, nuestro cuerpo libera inicialmente adrenalina, que acaba dando paso a la hormona del estrés, el cortisol.  

 

“El final de una relación también es un tipo de pérdida, lo que significa que se puede comparar con el proceso de duelo”, explica la psicóloga Eva Rüger. No sólo estás de duelo por tu ex pareja, sino también por tus esperanzas y sueños rotos. “Nos afligimos por la relación anterior, pero también por la pérdida del futuro que imaginábamos con nuestra pareja”.

 

Como el proceso de ruptura es tan personal, tus necesidades pueden variar mucho. Fases como el shock y el entumecimiento, la desesperación, la tristeza, la ira y la ansiedad, pero también mirar hacia el futuro con optimismo suelen formar parte del proceso de ruptura.

 

Por otro lado, los hombres tardan más en superar las rupturas que las mujeres. Un estudio de la Universidad de Binghamton (estado de Nueva York) descubrió que las mujeres tienden a verse más afectadas por las rupturas al principio; sin embargo, procesan mejor el final de las relaciones y esto significa que son capaces de seguir adelante más rápidamente. Mientras tanto, los hombres son más propensos a intentar reprimir sus emociones, lo que significa que soportan el peso de la pérdida durante más tiempo.

 

📚Lectura adicional: Lo que necesitas, y lo que no, en una relación amorosa

 

Síntomas de una ruptura amorosa

Síntomas físicos

 

A algunos, el desamor les afecta al estómago, mientras que otros se quejan de insomnio y problemas circulatorios. Los afectados a menudo se sienten como si estuvieran sufriendo una enfermedad física.

 

Síntomas mentales

 

Tras una ruptura, muchas personas tienden a quedarse estancadas en una corriente de pensamientos negativos y dramatismo. Estos pensamientos en espiral no se detienen, lo que provoca una pérdida de concentración y, en consecuencia, una disminución del rendimiento.

 

Disminución de la alegría

 

La ruptura puede provocar síntomas de depresión. Los afectados son más pesimistas y se quejan de falta de motivación.   

 

Cambios en el comportamiento social

 

Los afectados suelen retraerse y no tienen interés en estar con la gente. Sin embargo, también puede manifestarse en forma de otros cambios en el comportamiento social, como el aumento de la agresividad hacia la familia, los amigos y los compañeros de trabajo. Esto, a su vez, provoca un sentimiento de soledad.

Consejos para procesar una ruptura

 

 

1. Conecta con tus sentimientos

 

“Está bien estar de duelo, sentirse solo y necesitar tiempo para soltarse”, explica la psicóloga Eva. Así que tómate ese tiempo para conectar con tus sentimientos, para reflexionar sobre el pasado y, sobre todo, para responder a tus necesidades. Piensa qué es lo que realmente necesitas en este momento. 

 

“Deja espacio para tus sentimientos y procesa los acontecimientos escribiendo sobre ello, hablando de ello y, de este modo, dando espacio a tus sentimientos”. Si no sabes cómo vas a superar esta situación, quizás te ayude centrarte en tus puntos fuertes y en cómo has superado retos anteriores.

 

2. Encuentra una distracción necesaria

 

Tomarse descansos también forma parte del proceso de ruptura. “Además de sentir y procesar tus emociones, también puedes tomarte un descanso distrayéndote de vez en cuando o viviendo experiencias positivas a solas o con tus amigos”.

 

 

💡Esto también te puede interesar: Qué hacer frente a la soledad (consejos de una psicóloga)

 

 

3. Haz algo agradable para ti

 

Los momentos de felicidad y alegría son importantes para contrarrestar los síntomas anteriores y volver a encontrar tu motivación. Cortarse el pelo o comprarse un conjunto nuevo puede sonar a tópico al principio, pero te ayuda a dejar atrás el pasado y a volver a sentirte bien contigo misma. Encontrar una nueva afición también puede ayudarte a adquirir experiencias nuevas y divertidas. ¡Haz algo que siempre hayas querido probar!

 

4. Vigila tu estilo de vida

 

Cuando te rompen el corazón, puede que te sientas inclinado a acurrucarte bajo una manta y comer montones de chocolate, pero eso por sí solo no va a ayudarte a largo plazo. En momentos así, necesitas las endorfinas y la serotonina que se liberan después de hacer ejercicio. Los estudios demuestran que el movimiento es una de las mejores formas de combatir la depresión.

 

5. Construye tu red de contactos

 

“Tu pareja suele ser esa persona que siempre está disponible y localizable. Cuando de repente deja de estarlo, al principio deja un vacío”, explica la psicóloga Eva Rüger. 

 

“Esto significa que es útil concentrarse en las personas de tu entorno que pueden darte ayuda y apoyo; que pueden escucharte y satisfacer tus necesidades”. Una ruptura también puede ser una oportunidad para ampliar tu círculo de amigos y dedicar más tiempo a personas que te nutran.

 

¿Te cuesta volver a levantar cabeza tras una ruptura? Reserva una sesión introductoria gratuita con nuestros psicólogos.