Red flags en las relaciones: cómo identificarlas según una psicóloga

4 Sep ‘23
5 min
Relaciones personales sanas
Lisanne van Marrewijk
Gecontroleerd door Psicólogo/a Judith Klenter
vrouw is op een date met een red flag

Alguien que miente, alguien manipulador, alguien que es agresivo durante un conflicto, son ejemplos de red flags en una relación. 

 

Al decirlo alto y claro, parece evidente. Pero cuando estás conociendo a alguien, detectar estas señales de alarma no siempre es fácil. De hecho, al principio de una relación, es normal fijarse en lo bueno, sentirse ilusionado y verlo todo color de rosa. Sentirse así es maravilloso, pero también conviene estar informado de cuáles son las señales de alarma obvias para evitar decepciones y dolor emocional en el futuro. 

 

En este blog, la psicóloga Judith Klenter explica cómo reconocer las señales de alarma en una relación o durante una cita. Analizaremos los siguientes puntos:

  • ¿Qué son las red flags?
  • ¿Qué red flags no se deben ignorar?
  • ¿Cuándo aparecen las red flags?
  • ¿Por qué se te pasan por alto?
  • ¿Cómo puedes hablar de ellas con tu pareja?
  • ¿Qué son las green flags y las orange flags?

¿Qué son las “Red Flags”?

 

Una “Red flag” es una señal de alarma, explica la psicóloga Judith Klenter. “Una red flag es un comportamiento que indica que una pareja (o potencial pareja) no te conviene.”

 

¿Son las Red flags iguales para todos? Sí y no, opina Judith. “Hay señales de alarma que son, o deberían ser, bastante universales. Por ejemplo, comportamientos violentos, celos, control excesivo o cualquier tendencia al abuso”.

Al mismo tiempo, una señal de alarma para una persona puede no serlo para otra. “En una relación monógama, es una red flag que tu pareja coquetee con otras personas, pero en una relación poliamorosa, puede que lo hayas pactado previamente”.

 

💡 También puede interesarte: Lo que necesitas en una relacion amorosa y lo que no.

 

¿Qué Red Flags no debes ignorar?

 

Reconocer las red flags te anima a dar un paso atrás, investigar estos comportamientos y considerar cómo te afectan.

 

Judith: “Si el comportamiento de tu pareja o cita te parece cuestionable, puedes preguntarte si ves en ello un peligro de que se mantenga o incluso empeore. Una vez que identifiques una red flag, puedes evaluar cómo te está afectando este comportamiento, su impacto y consecuencias, y cómo quieres proceder.”

 

Señales de alarma que debes vigilar en una relación o mientras sales con alguien:

 

  • Es deshonesto 
  • No cumple su palabra
  • Falta de empatía
  • Cualquier tipo de abuso y violencia (emocional, física o sexual)
  • No respeta tu tiempo (por ejemplo, siempre cancela a última hora)
  • Intenta aislarte de tus amigos y familiares 
  • No respeta tus límites (por ejemplo, sigue insistiendo para que hagas lo que quiere).
  • Comportamiento excesivamente controlador
  • Incapacidad para resolver conflictos juntos
  • Intenta manipularte (“gaslighting”)
  • Celos constantes/falta de confianza 

 

 

¿Existen Green Flags?

 

De la misma forma que hay red flags, también hay green flags: indicadores de que una relación es segura, sana y positiva para tu bienestar mental. En TherapistAid encontramos una lista de estas señales:: 

 

  • Puedes ser tu mismo
  • Respeta los límites del otro
  • Da espacio para los objetivos e intereses de cada uno, independientemente del otro
  • Conexión física y emocional mutua
  • Las palabras y las acciones coinciden
  • Asumir la responsabilidad de las acciones individuales
  • Comprensión de los puntos de vista del otro (aunque no se esté de acuerdo)
  • Respetar los deseos y necesidades del otro
  • Ser capaz de hablar abiertamente de objetivos, valores y necesidades.
  • Compromiso con la relación, tanto en tiempo como en energía
  • Respetarse mutuamente (y ser capaces de expresarlo)
  • Equilibrio (tenéis suficiente energía para disfrutar tiempo juntos y separados)

 

 

💡 También puede interesarte: Guía para mejorar tus relaciones desde la psicología

 

¿Y qué son las Orange Flags?

 

Y, por supuesto, no todo es  blanco o negro. O verde-rojo, en este caso. También hay Orange Flags (banderas naranjas), o casos intermedios. Judith afirma: Las “orange flags” son señales que tienen el potencial de convertirse en red flags, así que hay que vigilarlas.   Por ejemplo, imagina una pareja que al principio es muy pegajosa y lo quiere hacer todo contigo. Se podría decir que este comportamiento es una orange flag, porqué quizá sea sólo enamoramiento y la pasión del principio, pero si esto se convierte en aislamiento o si te hace sentir culpable por pasar tiempo con otras personas, entonces se convierte en red flag.

 

 

¿Cuando aparecen las Red Flags? 

 

Una red flag puede surgir en cualquier momento de una relación. En ocasiones están ahí desde el principio y puede que no te hayas dado cuenta antes, pero también pueden surgir más tarde. 

 

“Las relaciones cambian constantemente, porque las personas cambian constantemente. Por ejemplo, en las relaciones donde hay violencia de género, con frecuencia el maltrato ocurre  con el tiempo, y no al principio durante la “fase de luna de miel”.

 

Lo más probable es que la persona maltratada piense: es una mala temporada, pero seguro que cambiará pronto”, explica Judith. Y así pueden pasar semanas, meses o incluso años hasta que alguien pida ayuda, si es que la llega a pedir. 

 

 

¿Por qué se nos pasan por alto las Red Flags?

 

Ver y reconocer una red flag puede ser complicado. Es posible que hayas aceptado una red flag, justificándote porque “es que él/ella  es así”.

 

“Es normal idealizar a alguien en los primeros meses”, explica Judith. ” Al principio del enamoramiento nos fijamos más en los rasgos positivos y se presta menos atención a las posibles señales de alarma”.

 

Si te cuesta reconocer (o admitir) que hay red flags en tu relación, recuerda que es normal. Al fin y al cabo, estás con tu pareja por una razón. Quieres a esa persona y de seguro también tiene cosas positivas que te han llevado a escogerla.  

 

Además, a veces es complicado separar lo que es un simple defecto de una red flag. Todos tenemos cosas en las que mejorar, y no se trata de descartar a los demás por sus defectos. Se trata de proteger tu bienestar mental, identificando qué es lo que quieres, y qué no, en una relación de pareja.  

 

“Por eso,  si observas un comportamiento alarmante en tu relación que puede dañar tu bienestar mental, tienes que reflexionar sobre ello y actuar en consecuencia. Piensa si este comportamiento ha ocurrido más a menudo sin que te hayas dado cuenta. Háblalo con tus amigos o con alguien de confianza para aclarar un poco más la situación”. A veces, alguien un poco más alejado de la relación ve más claro lo que está pasando. 

 

 

¿Cómo hablar de ello con tu pareja/cita?

 

Judith recomienda: “Si sientes que algo no va bien y quieres hablar de ello, hazlo,  pero procura no utilizar términos extremos, como”tóxico ” o “red flag” durante la conversación. En su lugar, comparte cómo te sientes. ¿Cómo te afecta el comportamiento de la otra persona? Comunícalo de una forma asertiva y siempre desde el respeto”.

 

Un ejemplo: “Si no te comunicas conmigo durante el día después de una discusión, me siento muy inseguro/a y empiezo a preocuparme mucho. ¿Podemos hablar de cómo manejar los conflictos en el futuro?”.

 

Recuerda que está en tus manos priorizar tu bienestar mental, incluso en una relación. Sé sincero contigo mismo y busca ayuda cuando sea necesario. Los psicólogos en OpenUp están aquí para acompañarte en tu relación si lo necesitas, reserva una cita hoy mismo.

Chat_Nathalia_ES
Sesión 1:1

Habla con un psicólogo 1:1 sobre relaciones personales sanas

Pedir ayuda a tiempo te ayudará a superar tus retos y encontrar soluciones prácticas.