¿Es recomendable hablar con tu jefe sobre tu salud mental?

3 Jun ‘23
Arianna Freni
Gecontroleerd door Psicólogo/a Judith Klenter

Cada vez es más conocido que prestarle atención al bienestar mental es esencial para mantener un ambiente laboral saludable y asegurar la satisfacción general de los empleados.

 

Sin embargo, cuando queremos compartir nuestras luchas con nuestros empleadores, a menudo nos encontramos ante un dilema: ¿Deberíamos compartir nuestras preocupaciones o guardarlas para nosotros mismos? En este blog, vamos a explorar lo que significa abrirte sobre tus problemas de salud mental en el trabajo y cómo tomar una decisión bien fundamentada.

 

 

Los beneficios de compartir


Abrirte sobre tu salud mental puede brindar numerosos beneficios, tanto para ti como para tu empresa. Vamos a profundizar en las ventajas de compartir.

 

 

Construir una red de apoyo

 

Uno de los beneficios más destacados de compartir tus problemas de salud mental es la posibilidad de crear una red de apoyo en el lugar de trabajo. Al compartir tus experiencias con tus supervisores y compañeros, estás fomentando un ambiente de confianza y colaboración. Esto, a su vez, puede generar un entorno laboral más comprensivo y empático. Los compañeros que están al tanto de tus luchas pueden estar más dispuestos a ofrecer su ayuda, creando un ambiente de unidad y solidaridad.

 

“Compartir puede ayudarte a convertirte en un ejemplo para los demás, mostrándoles que todos enfrentamos desafíos con nuestra salud mental de vez en cuando”, explica la psicóloga Judith Klenter.

 

Además de esto, muchas empresas ofrecen recursos y beneficios específicamente diseñados para apoyar la salud mental de los empleados. Al abrirte sobre tus dificultades, podrás acceder a estos recursos, como servicios de orientación, programas de bienestar o horarios de trabajo flexibles. Estos recursos pueden ser clave en tu recuperación y bienestar general, facilitándote el cumplimiento de tus responsabilidades laborales mientras cuidas de tu salud mental.

 

 

Aliviar el estrés y la ansiedad

 

Ocultar problemas personales puede ser una carga pesada, que a menudo conduce a un aumento del estrés y de la ansiedad. Pretender que todo está bien también puede llevar a sentimientos de aislamiento. Sin embargo, al decidir compartir tus preocupaciones, puedes liberarte de este peso.

 

Hablar con tu jefe sobre tus desafíos puede ser un gran alivio. Además, ayuda a tus compañeros a entender lo que estás pasando, lo que les permite adaptarse a tus necesidades y ofrecer un ambiente de trabajo más compasivo e inclusivo. Esta comprensión y empatía pueden reducir significativamente los niveles de estrés y ayudarte a encontrar un equilibrio más saludable entre tu vida laboral y personal.

 

 

 

Ten en cuenta los factores individuales

 

A la hora de decidir si compartir o no tus desafíos de salud mental, los factores individuales son de vital importancia. Consideremos algunos puntos clave.

 

Evalúa la cultura y el ambiente laboral

 

Es vital evaluar la cultura y el ambiente laboral para entender cómo será recibida tu decisión de compartir. Piensa en cómo ha manejado tu empresa en el pasado las iniciativas de salud mental. ¿Ha habido casos de empleados que han compartido sus dificultades y cómo fueron apoyados? Comprender la actitud de tu empresa hacia la salud mental puede darte una idea de cómo podría ser recibida tu decisión de compartir.

 

Además, procura obtener la opinión de compañeros o de una persona de confianza en la organización que haya atravesado una situación similar. Sus experiencias pueden proporcionarte perspectivas valiosas y ayudarte a anticipar los posibles resultados de compartir tus problemas.

 

 

Identifica tus niveles de comodidad personal

 

A fin de cuentas, la decisión de compartir tu estado de salud mental es personal. Reflexiona sobre cómo te podría afectar la decisión de abrirte. Considera los posibles beneficios y balancéalos contra la posible angustia.

 

Evalúa tu nivel de comodidad con la idea de hablar abiertamente sobre tu salud mental. Aunque la transparencia puede conducir a un ambiente de trabajo más propicio, es esencial priorizar tu bienestar y decidir qué te resulta más cómodo. Recuerda que tienes el derecho de proteger tu privacidad y de elegir el camino que mejor se adapte a tus necesidades.

 

 

Explora alternativas

 

Si te sientes inseguro acerca de compartir tus problemas de salud mental en el trabajo, existen otras alternativas.

 

Una opción podría ser buscar apoyo fuera del entorno laboral. Puedes acercarte a profesionales de salud mental, como psicólogos o expertos en bienestar, que puedan orientarte y ayudarte a superar tus desafíos. Participar en grupos de apoyo o sesiones grupales puede proporcionarte un espacio seguro para hablar de tus experiencias y conectarte con personas que pueden identificarse contigo.

 

Además, no subestimes el poder de las estrategias de autocuidado para gestionar tu salud mental. Dedica tiempo a actividades que te proporcionen alegría y relajación fuera del trabajo. Desarrollar técnicas de afrontamiento y de reducción del estrés que puedas usar durante las horas de trabajo puede ayudarte a manejar tu salud mental de manera más efectiva.

 

 

Toma una decisión informada

 

La decisión de compartir o no tus problemas de salud mental con tu empleador es personal e involucra varios factores. Recopilar información y buscar orientación, evaluar los pros y los contras, considerar factores individuales y explorar diferentes opciones, ya sea dentro o fuera del lugar de trabajo, te ayudará a tomar una decisión informada.

 

Al tomar medidas para cuidar de tu mente, no solo estás invirtiendo en tu propio bienestar, también contribuyendo a la conversación más amplia sobre la salud mental en el lugar de trabajo. Tu viaje puede servir de inspiración y ser el catalizador para un cambio positivo, alentando a otros a darle prioridad a su salud mental también.

 

Al fin y al cabo, tomar medidas para cuidar de tu salud mental es una decisión valiente y empoderadora, que conduce a un camino personal y profesional más feliz y satisfactorio.

¿Cómo te podemos ayudar en OpenUp?

Spaces

Sesiones grupales interactivas y masterclases para compartir tus experiencias y aprender consejos prácticos.

Reserva Space
Sesiones 1:1

Acceso fácil a sesiones online y chats con psicólogos certificados, cuando y donde quieras.

Reserva una sesión
Recursos de autoayuda

Cursos online y materiales de auto-cuidado para fortalecer tu salud mental a tu propio ritmo.

Ve más