¿Cómo afrontar un conflicto con un compañero de trabajo?

15 May ‘23
4 min
Rendimiento laboral
Lisanne van Marrewijk
Gecontroleerd door Psicólogo/a Paul Hessels
illustratie van twee collega's in een conflict
Los conflictos no nos suelen gustar, pero a veces es necesario tenerlos. Nos enseñan a abordar las cosas de forma distinta, o incluso mejor. Y nos permiten contemplar las situaciones desde diferentes perspectivas. Las discrepancias son inherentes a toda relación, incluyendo las que tenemos en el trabajo, tanto con compañeros, como con nuestros jefes.

 

Pero, ¿cómo afrontarlos de forma constructiva y asegurarte de que te hacen crecer en lugar de drenarte? El psicólogo Paul Hessels explica cómo resolver los confictos de forma adecuada y profesional en el trabajo.

 

Por qué no evitar los conflictos

 

Evitar del conflicto suele provocar más discordia entre las dos partes, dice el investigador de relaciones Johan Karremans. “Puede que el artículo trate de las relaciones amorosas, pero en realidad no difieren mucho de nuestras relaciones en el trabajo”, afirma Paul. 

 

“La fricción que se crea cuando no estás de acuerdo con alguien os ayuda a entenderos mejor. Recuérdate también que el conflicto es una experiencia subjetiva, es tan sólo tu percepción de lo que está ocurriendo.”

 

Hablar de puntos de vista, ideales y opiniones diferentes mejora tanto las relaciones como la comunicación entre las personas, sobre todo cuando se trata de un equipo. De hecho, no hay nada malo en un conflicto o en discutir opiniones diferentes de vez en cuando. Ni siquiera en el lugar de trabajo.

 

Ek primer paso es ver un problema o un desacuerdo no como una desventaja o un contratiempo, sino como una oportunidad para enfocar las cosas de otra manera y trabajar aún mejor como equipo. Esto beneficiará tu colaboración a largo plazo.

 

Esto también te puede interesar: Consejos psicológicos para gestionar conflictos con clientes

 

Conflictos en el trabajo

 

Una investigación de The Myers-Briggs Company (la empresa que está detrás de los famosos 16 tipos de personalidad) muestra que casi el 40% de los empleados se enfrentan regularmente a conflictos en el trabajo. Como consecuencia, los directivos dedican unas cuatro horas a la semana a resolverlos. 

 

“Por eso es importante que aprendamos a afrontar los conflictos de forma constructiva. Quizá incluso a aceptarlos. Al trabajar con personas, los conflictos siempre pueden aparecer. La mejor manera de afrontarlo es enseñarse a sí mismo a comunicar bien para resolver un conflicto”, dice Paul.

 

Según el mismo estudio de Myers-Briggs, el principal motivo de desacuerdo con un colega o jefe es la mala comunicación, y la revista de Harvard Business Review añade otros tres desencadenantes: la falta de transparencia en los requisitos del trabajo, una presión de tiempo irrazonable y unas expectativas poco claras.

 

“La paz no es ausencia de conflicto. Es la capacidad de manejar el conflicto por medios pacíficos”. – Ronald Reagan

 

¿ Y si tengo aversión a los conflictos?

 

Pocas personas aprenden conscientemente a resolver adecuadamente los conflictos, ya se trate de un enfrentamiento tonto o de una discusión dramática. Así que no es sorprendente que prefiramos evitar los conflictos.

 

Evitar los conflictos por no herir los sentimientos de los demás, es a lo que los psicólogos llamamos comportamiento de evitación de conflictos. “A menudo, este miedo proviene de un temor básico a no caer bien o no gustar”, aclara Paul. “Eso tiene sentido porque somos animales sociales, pero no siempre nos va a servir”.

 

Las características de este comportamiento incluyen tener miedo a expresarte, preferir negar el conflicto, hacer bromas durante la confrontación, preferir guardarte tus opiniones cuando no estás de acuerdo con alguien y querer caer bien a los demás a toda costa. Todo para mantener la paz, aunque eso incluya ignorar tus límites u opiniones verdaderas.

 

Cuando evitas los conflictos, no resuelves el problema real y reprimes las emociones. Y eso puede afectar a tu salud física y mental, según demuestran las investigaciones.

 

Paul: “A corto plazo, evitar un conflicto te alivia; te libras de esa sensación desagradable durante un tiempo.  Pero, a largo plazo, el conflicto sigue latente. Con el tiempo, el dolor que termina produciendo la evitación es mayor que el dolor del conflicto”.

 

5 tips

 

Aceptar que los conflictos son normales, perderles miedo, y armarse de valor para afrontarlos, es el primer paso para resolverlos adecuadamente.

 

Estos pasos te ayudarán a actuar de forma constructiva cuando te enfrentes a un conflicto.

 

  • Asegúrate de que tienes tiempo y espacio para hablar de ello. Puede parecer discreto dirigirse a la otra persona en la máquina de café, pero a menudo no es la mejor opción. No querrás cortar la conversación a medio camino porque la otra persona tenga que ir a una reunión. Asegúrate de que tienes un lugar y una hora en los que puedes hablar libremente.
  • Céntrate en el comportamiento y en los acontecimientos, no en la personalidad de la otra persona. Aborda el acontecimiento y lo que te hace sentir lo que ha sucedido, en lugar de señalar con el dedo la forma de ser y convertirlo en algo personal.
  • Escucha. Escucha para comprender mejor a la otra persona. Pregunta más. Intenta no defenderte a toda costa y asegúrate de que entiendes de dónde viene la opinión del otro. Tal vez incluso podáis acordar que ambos contéis primero vuestra historia sin interrumpiros mutuamente. Esto te obliga a escuchar de verdad en lugar de ponerte a la defensiva.
  • Deja claro en qué estás de acuerdo o en desacuerdo. Mira a ver si podéis encontrar puntos en común.
    Discutid cómo queréis resolverlo, poniendo el foco en la solución: ¿Qué es lo más importante que hay que resolver ahora? ¿Cómo quieres abordarlo?
  • Mantén abierta la comunicación. Ahora que habéis decidido hablarlo, intentad mantener una buena comunicación. Haz cumplidos cuando la otra persona los merezca y busca momentos para conversar, sin olvidar de apreciar vuestros progresos.

 

¿Te gustaría recibir más orientación? Un psicólogo te puede ayudar en tu situación personal.  

 

Chat_Nathalia_ES
Sesión 1:1

Habla con un psicólogo 1:1 sobre rendimiento laboral

Pedir ayuda a tiempo te ayudará a superar tus retos y encontrar soluciones prácticas.