6 técnicas rápidas y sencillas para aliviar el estrés

28 Mar ‘23
3 min
Estrés y ansiedad
Arianna Freni
Gecontroleerd door Psicólogo/a Paul Hessels
El estrés es un estado habitual en la sociedad acelerada en la que vivimos. Entre la presión del trabajo, las obligaciones familiares y otros compromisos, es fácil sentirse atrapado en un ajetreo constante que termina pasando factura a nuestro bienestar físico y mental.

 

Por suerte, existen varias técnicas de gestión del estrés que puedes implementar en tu día a día, aunque dispongas de poco tiempo. En este artículo, compartiremos algunas técnicas fáciles que puedes poner en práctica en tan sólo unos minutos.

Recordatorio:

Es importante tener en cuenta que, aunque estos consejos rápidos para controlar el estrés pueden ser útiles a corto plazo, no son soluciones permanentes. El estrés a largo plazo puede tener graves consecuencias si no se aborda adecuadamente. Si tienes problemas de estrés continuo, es importante que busques ayuda profesional de un psicólogo certificado o un experto en bienestar para que te ayuden a gestionar el estrés de forma saludable. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas más ayuda.

Cómo Empezar

 

Si quieres controlar el estrés diario y fomentar la relajación en tu vida ajetreada, tenemos una buena notícia: es más fácil de lo que parece. Además, incorporando las siguientes técnicas en tu rutina mejorarás tu bienestar general y te sentirás más equilibrado y centrado.

 

Aquí tienes seis ideas rápidas de implementar que merece la pena probar:

 

1. Estira los músculos

 

Cuando estás estresado, tus músculos se tensan. Si esa tensión se alarga en el tiempo vas a terminar agarrotado y con dolores musculares. Por eso, ayuda mucho dedicar unos minutos al día a estirar el cuello, los hombros y la espalda para liberar tensiones. Puedes hacer tanto técnicas de estiramiento estáticas como dinámicas, sobre todo estiramientos del cuello, rodillas y torsiones de la columna vertebral. Los estudios demuestran que los estiramientos y el movimiento mejoran la circulación, aumentan el oxígeno, liberan la tensión y calman la mente.

 

2. Sal a caminar

 

Caminar es una forma estupenda de despejar la mente y respirar aire fresco. Regálate algún paseo durante el día y notarás la diferencia en tus niveles de estrés. Para aumentar su efecto, hazlo como si fuera una meditación, dirigiendo toda tu atención hacia el momento presente.

 

💡 Utiliza esta meditación guiada de OpenUp para caminar con atención plena.

 

“Dar un paseo durante el día puede aportar múltiples beneficios a tu salud física y mental”, explica el psicólogo Paul Hessels. “Además de permitirte hacer una pausa muy necesaria en el trabajo, también puede mejorar la calidad de tu sueño. La exposición a la luz solar ayuda a tu cerebro a reconocer que es de día, lo que a su vez te ayuda a regular el ciclo natural de sueño-vigilia. Así que, si es posible, tómate unos minutos para salir a pasear y que te dé el sol: ¡tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán!”.

 

3. Escucha música o algo que te inspire

 

La música puede tener un poderoso efecto sobre tu estado de ánimo y tus emociones. Crea una lista de reproducción con tus canciones favoritas o podcasts cortos que te ayuden a sentirte tranquilo y relajado, y escúchala cuando te sientas estresado. También puedes utilizar auriculares para bloquear las distracciones y desconectar aún más.

 

4. Bebe té

 

El té puede tener un efecto calmante sobre tu cuerpo y tu mente. Prepárate una taza de tu té o infusión favorita y tómate unos minutos para saborear su gusto y disfrutar aroma. Esto puede ayudarte a hacer una pausa, relajarte y salir de tu cabeza.

 

5. Visualiza una escena tranquila

 

Tómate unos instantes para cerrar los ojos e imaginar una escena serena y tranquilizadora, como una playa o un bosque. Concéntrate en los detalles del paisaje, como las vistas, los sonidos y los olores, y permítete sumergirte por completo en la experiencia.

 

6. Haz más de lo que te gusta

 

¿Te gusta cocinar? ¡Planifica tu próxima receta! ¿O tal vez te gusta la jardinería? Riega tus plantas o compra flores frescas. ¿Y ese libro que no puedes dejar de leer? Tómate unos minutos para leerlo. Cualquier cosa que te haga sentir bien puede ser una herramienta increíble para ayudarte a liberar eficazmente tu estrés. Así que elige algo que te guste y hazlo con más frecuencia, aunque solo sean unos minutos al día.  Eso te ayudará a aumentar tus niveles de serotonina y a mejorar tu bienestar mental.

 

¿Por qué no intentarlo?

 

La gestión del estrés no tiene por qué llevar mucho tiempo ni ser complicada. Practicar estas técnicas sencillas puede marcar una gran diferencia en tu bienestar.  

 

Recuerda que no existe un enfoque único para la gestión del estrés. Es cuestión de tomárselo con curiosidad e ir experimentando con distintas técnicas hasta dar con lo que mejor te funciona a ti. Si necesitas apoyo extra o quieres una orientación más personalizada, reserva una sesión con uno de nuestros expertos en bienestar mental.

Chat_Nathalia_ES
Sesion 1:1

Habla con un psicólogo 1:1 sobre estrés y ansiedad

Pedir ayuda a tiempo te ayudará a superar tus retos y encontrar soluciones prácticas.