Afrontar los Cambios con Resiliencia

Cultivar Resiliencia en Tiempos Difíciles (vídeo)

¿Te has preguntado alguna vez por qué algunas personas parecen afrontar los retos de la vida con facilidad, mientras que otras se ahogan en un vaso de agua? La respuesta está en su capacidad de resiliencia. 

 

Pero aunque hay personas que son naturalmente más resilientes que otras, la resiliencia es una cualidad que todos podemos cultivar y desarrollar.

 

💡Aprendamos más sobre la resiliencia con la psicóloga Nathalia López 

 

En el siguiente video aprenderás: 

 

-Qué es la resiliencia y por qué es tan importante al afrontar cambios.  

-Cómo la resiliencia es una habilidad que puede desarrollarse y fortalecerse con el tiempo. 

-Cómo la resiliencia puede ayudarte a afrontar los retos y a manejarlos con más eficacia. 

 

 

¿Cómo puedes desarrollar tu capacidad de resiliencia?

Prioriza un estilo de vida saludable:

Cuerpo y mente están entrelazados; sentirte bien físicamente es una base sólida que te permite afrontar retos mentales con mayor facilidad. Por eso, intenta mantener una dieta equilibrada, un sueño de calidad y hacer ejercicio físico con frecuencia.

Conexiones de calidad:

El apoyo social y el sentido de pertenencia favorecen la resiliencia. Al atravesar un cambio, rodéate de personas que te hagan bien, ya sea amigos, familiares, comunidades con las que compartas algo o un experto en bienestar mental. 

Encuentra tu rutina:

Durante épocas de cambio, puede ser reconfortante mantener una sensación de normalidad. Intenta establecer una rutina que funcione para ti, incluyendo al menos tres actividades diarias que mejoren tu bienestar mental y físico.

Establece pequeñas metas:

Divide tus objetivos más grandes en tareas más pequeñas y crea un plan de acción para cada día. Por ejemplo, si estás atravesando un gran cambio de vida, como mudarte a una nueva ciudad, podrías dividirlo en tareas más pequeñas como investigar barrios, buscar trabajo o vivienda, y conocer gente nueva a través de eventos o actividades locales.

Aprende de tus experiencias:

Reflexiona sobre los desafíos pasados y piensa en qué te ayudó y qué no. Esto te puede ayudar a identificar estrategias que te funcionan y aumentar tu autoconfianza para resolver dificultades.

En el próximo Tema, exploraremos cómo darle la bienvenida el cambio con pensamientos positivos y una mentalidad sana.